miércoles, 11 de octubre de 2017

Con Moyano también en la mira, la CGT sospecha que se viene una caza de brujas

Los líderes de la CGT están convencidos de que Macri ha puesto en marcha un plan para bajarle las defensas al sindicalismo. Una suerte de "caza de brujas", que podría terminar en un intento para domesticar al sector. Se sospecha, que las últimas detenciones de dirigentes flojos de papeles, consistiría en querer imponer luego la reforma laboral, aunque sea con calzador.



Los líderes de la CGT están convencidos de que Macri ha puesto en marcha un plan para bajarle las defensas al sindicalismo. Una suerte de "caza de brujas", que podría terminar en un intento para domesticar al sector. Se sospecha, que las últimas detenciones de dirigentes flojos de papeles, consistiría en querer imponer luego la reforma laboral, aunque sea con calzador. La Justicia ya avanzó sobre Omar "El Caballo" Suárez, Juan Pablo "Pata" Medina y Víctor Santa María, tres sindicalistas que han tenido dificultades para justificar su patrimonio personal. Pero ahora, hay señales de que podría escribirse el capítulo más delicado de la historia. Tiene que ver con que el nuevo personaje que está en foco, es ni más ni menos, que Hugo Moyano. El dirigente camionero no es una presa fácil. Se trata de uno de los pesos pesados, el hombre que sabe cómo presionar como nadie a un gobierno, a las empresas de su órbita gremial y a sus propios compañeros de la CGT.
  • No es la primera vez que el oficialismo sueña con hacer descarrilar a Moyano. Lo hizo hasta la propia Cristina Kirchner, pero hasta el momento el líder sindical ha logrado sortear todos los intentos. Esta vez, existe un video casero que lo complica y que está siendo analizado en el Ministerio de Trabajo. Allí se vé a Hugo Moyano confesando ante una multitudinaria asamblea, que fondos del sindicato de Camioneros fueron girados a la caja del Club Atlético Independiente, del cual es presidente, para resolver la crisis económica y financiera de la institución. 
Ese documento, se puede transformar en la primera evidencia sólida para acusar de administración fraudulenta al ex jefe de la Confederación General del Trabajo. "A Camioneros le debemos muchísimo, porque sin ese colorcito verde no hubiese sido posible poner en funcionamiento el Club, terminar el estadio y muchas otras cosas", se observa decir a Moyano en el video que está posteado en la página oficial de Independiente en Facebook. Esos conceptos, fueron vertidos durante una asamblea general del club de Avellaneda, destinada a aprobar la memoria y balance 2016/2017. 
En el rompecabezas que quiere armar la Casa Rosada para avanzar con su mani pulite, Moyano es la pieza más sensible. Tiene que ver con el poder que concentra, ya que como réplica, con su gremio fácilmente podría paralizar el país. Hoy su hijo Pablo, es su brazo ejecutor, el más ferviente impulsor de un paro general y además, sueña con ponerse al frente de la CGT.
Lo cierto es que el video que complica al dirigente existe, pero hasta el momento no se han encontrado pruebas de que los fondos gremiales hayan sido girados para salvar de la crisis al club de Avellaneda. Elisa Carrió es otra de las influyentes que fogonea la detención de Hugo Moyano."Quiero verlo preso", le dijo a Macri hace unos días, metiéndole presión.
 
OTRO DE LOS SEÑALADOS
 
Entre los señalados en una supuesta lista negra de la Casa Rosada, aparece el sindicalista Víctor Santa María, que preside el Partido Justicialista porteño y se alinea con Cristina Fernández de Kirchner. Macri con Santa María tiene un entripado, porque también compitió en las elecciones de Boca, pero fue derrotado por Daniel Angelici. Además, dirige el Grupo Octubre, propietario de la radio AM 750 y del diario Página/12, dos de los principales  medios opositores, que hoy atraviesan graves problemas económicos. Además en Página/12 cuenta con el columnista Horacio Verbisky, la pluma que más escozor le provoca al Presidente.
El secretario general del sindicato de los encargados de edificios (Suterh), rechazó de plano las denuncias en su contra. Se lo acusa de tener cuentas en el exterior por más de cuatro millones y medio de dólares y por la administración poco clara de los recursos del sindicato en favor de sus medios privados.
También hay que decir, que el "Pata" Medina está muy complicado. Deberá permanecer detenido en el penal de Ezeiza por la decisión que adoptó en las últimas horas el juez de Garantías Jorge Moya Panisello, que le dictó la prisión preventiva, por las amenazas de "prender fuego la Provincia".Ese episodio, se desencadenó el martes 26 de septiembre durante un encendido discurso que pronunció ante un grupo partidario desde el balcón de la sede de la Seccional La Plata de 44 entre 4 y 5. La medida había sido solicitada por el fiscal Álvaro Garganta luego de que Medina fuera detenido en su casa de Ensenada tras estar más de ocho horas atrincherado y más tarde prófugo.
Por el efecto cascada del caso Medina, hay otras seccionales de la UOCRA que están en la ganchera del oficialismo, precisamente por emplear metodologías similares a las del controvertido dirigente platense. Entre las sedes  marcadas con trazo grueso en rojo, se encuentran la de los Dragones de Neuquén, también la de Chubut, Santa Fe, Florencio Varela y Quilmes, consideradas en el ámbito de los empresarios de la construcción, como "las más pesadas" y con dirigentes que cuentan con serios antecedentes policiales. 
La seccional de Neuquén ya se encuentra intervenida y en los últimos días detuvieron a Víctor Carcar, el ex secretario general que llevaba 13 meses prófugo.
 
"EL LAGARTO" OLMEDO, OTRO PERSONAJE DE TEMER
 
Florencio Varela, Quilmes y Berazategui es el territorio en el que opera Juan Olmedo, conocido como “El Lagarto”. Este individuo, en el 2012 libró una verdadera batalla campal a tiros con miembros de la seccional Lomas de Zamora que lideraba Walter Leguizamón, apodado "El Lobo" y hoy prófugo de la Justicia. Fue por una disputa territorial, que convirtió a las calles de Florencio Varela en un verdadero infierno, con un saldo de edificios destruídos, autos quemados y más de 50 detenidos. María Eugenia Vidal y el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, son los que más presionan a Macri para que se ponga fin al violento reinado de Olmedo.
El 8 de noviembre del año pasado, el  Concejo Deliberante de Florencio Varela se convirtió en un pandemonium durante la primera Sesión Ordinaria bajo la presidencia del massista Daniel Zisuela. La sesión terminó en un verdadero escándalo luego de que una patota identificada con la UOCRA comenzara a repartir trompadas, a revolear sillas, platos y también tazas, motivo por el cual varios concejales resultaron heridos y, además, fueron víctimas del robo de celulares, billeteras y relojes.
Los incidentes fueron ocasionados por una barra de más de 50 personas que se sospecha fueron mandados por Olmedo y que coparon la tribuna del recinto y, desde el inicio de la sesión, comenzando a abuchear, insultar y denostar a los ediles kirchneristas y macristas.
 
"PARAR A MACRI COMO SEA"
 
En el caso de Bahía Blanca, donde funcionaba una operatoria similar a la del "Pata" Medina, la cúpula gremial terminó renunciando, cuando se vieron acorralados por las denuncias. Se designó como interventor a Ricardo Rodríguez, oriundo de Trenque Lauquen. En Chubut, la preocupación ahora está centrada en los Dragones, un desprendimiento disidente de la Uocra. “En muchos casos estos grupos están vinculados al poder político y asociados a los punteros regionales”, sostuvo un empresario del sector.
Gerardo Martínez, el secretario general de la Uocra, quién ha constrído una sólida relación con el Presidente, que lo considera un aliado estratégico, desvinculó al gremio de lo que consideró casos puntuales. “Una cosa es la representación gremial y otra la comisión de delitos”, dijo y felicitó el accionar de la Justicia.
“No se corresponde con lo que hacemos en nuestra organización”, aseguró en relación a los cargos de asociación ilícita y extorsión y le aseguró al oficialismo que el empleo puede llegar a los 600 mil trabajadores registrados para el año que viene, un 40% más de los 418 mil que contabilizan hoy, en medio de un plan oficial para blanquear a cuatro millones de trabajadores.
En contrapartida, el triunviro de la CGT, Juan Carlos Schmid, señaló que "no existe una mafia sindical". El dirigente insistió en la línea discursiva de que las acusaciones contra Juan Pablo Pata Medina y los jefes de la cúpula de la filial Bahía Blanca de la Uocra constituyen casos aislados que no expresan al conjunto de la dirigencia gremial. "No se puede, a la hora de detectar si el bebé está sucio, tirar el agua sucia junto a la criatura. Hay alrededor de 3000 sindicatos y el acento está puesto sobre algunos casos muy puntuales, sobre algunos personajes", enfatizó.
La avanzada del Gobierno, eriza la piel de los líderes de la CGT, quienes se reunieron con legisladores peronistas para pedirles frenar cualquier reforma laboral no consensuada con los gremios. No obstante, también reclamaron la unidad peronista y la creación de una oferta electoral para 2019, que impida una reelección de Mauriico Macri, al que ven cada vez más como "un adversario peligrosísimo".
"No nos tenemos que resignar a un Macri por ocho años", coincidieron el metalúrgico Francisco "Barba" Gutiérrez y Héctor Daer, según legisladores presentes en la reunión, que se hizo en el despacho de Miguel Pichetto y que alcanzó alto voltaje.
Desafiantes, los sindicalistas exigieron no estar de brazos caídos para la próxima elección presidencial y pensar en un candidato competitivo. La historia recién comienza.

martes, 10 de octubre de 2017

Otro escándalo en puerta: La sospecha de la venta de drogas sobrevuela el Patagate

Por lo que se observa en la marcha judicial, la vida del "Pata" Medina tras las rejas de la prisión de Ezeiza, puede ser por tiempo prolongado. Tal es así, que Cámara Federal de La Plata rechazó en las últimas un recurso de hábeas corpus interpuesto por el defensor Vístor Hortel, para que el dirigente fuera liberado.



Por lo que se observa en la marcha judicial, la vida del "Pata" Medina tras las rejas de la prisión de Ezeiza, puede ser por tiempo prolongado. Tal es así, que Cámara Federal de La Plata rechazó en las últimas un recurso de hábeas corpus interpuesto por el defensor Vístor Hortel, para que el dirigente fuera liberado. El fallo fue dispuesto por la Sala III, compuesta por los jueces Carlos Noguera, Carlos Vallefín y Antonio Pacilio. Hortel había pedido "que se ordene el inmediato cese de detención" de Medina, con el argumento de que el proceso fue "ilegítimo", que se cometieron irregularidades y que se trata de "persecución política".
La detención del tristemente célebre Pata Medina, como antes lo fue la del sindicalista "Caballo" Suárez, no hace otra cosa que poner en el centro de la discusión hasta qué punto el orden legal permitió que la vida de todos los argentinos estuviera secuestrada por la voluntad de dirigentes que, en algunos casos, se creían dueños de los ríos y en otros, de las ciudades.
Por estas horas, la venta de drogas en las obras en construcción en La Plata, es otra investigación paralela que tiene en foco la Justicia y que podría complicar aún más la situación de Medina, desatando un escándalo de proporciones. Bajo la lupa de los agentes federales, está además un empresario, dedicado al mismo rubro que Medina, pero que habría oficiado de proveedor de las sustancias prohibidas. La caída del Clan Medina ha impactado en el mundo de la política. A tal punto, que Elisa Carrió, no satisfecha con esa detención, ha disparado que ahora quiere ver preso a Hugo Moyano. El tema no es de fácil resolución para Macri, ya que el líder camionero, con la empresa Covelia es quien se encarga de la recolección de residuos en la Ciudad de Buenos Aires. Aunque Macri le pidió en su momento que se aparte de la conducción de la CGT, Moyano aún tiene un vínculo muy fuerte a través de su hijo Pablo, el más indomable de la familia. Es el que promueve un paro general en el corto plazo. Correr con la Justicia a Hugo Moyano, sería despertar el pánico en el resto de la dirigencia y poner al sindicalismo con la guardia bien alta, cuando después de octubre el Gobierno necesita empezar a negociar de manera urgente la reforma laboral. También hay quienes sostienen que si el Gobierno está empeñado en un camino de mani pulite, debería investigar la fortuna del dirigente de Uatre, Gerónimo Momo Venegas, por la que están peleando a brazo partido sus familiares con un presunto testaferro.
La aceleración de la embestida político-judicial contra sectores polémicos del sindicalismo, a solo una semana de la detención de Medina y después de la renuncia de la cúpula de la UOCRA en Bahía Blanca, reavivó los fantasmas puertas adentro de la CGT. Sobre todo, tras los insistentes rumores sobre la existencia de "una abultada lista" en el Gobierno sobre los próximos dirigentes apuntados, una especie que hasta colocó al propio Moyano entre los nominados.
Con ese telón de fondo fue interpretada la reaparición del camionero y su aliado, el gastronómico Luis Barrionuevo, en el confederal. "No se puede pasar por alto, hay que empezar a cerrar filas y preparar una respuesta antes de que sea tarde y vengan por todos", deslizó un referente del consejo directivo de la central obrera.

LO MANDARON AL FRENTE SIN ANESTESIA
Pero volviendo al caso Medina, hay quienes aseguran que la suerte del polémico dirigente estaba echada hace seis meses, cuando Gerardo Martínez, jefe del gremio de la construcción a nivel nacional, se lo entregó en bandeja al Presidente. Fue durante un viaje a Holanda, en el al avión que llevaba a Macri a reunirse con el rey Guillermo y su esposa Máxima. Martínez fue el único sindicalista distinguido con esa invitación y aprovechó la oportunidad para apretar el gatillo contra Medina y vaciarle el cargador de sus rencores contenidos. Fue su venganza, frente a decenas de desplantes y rebeldías a la conducción nacional por parte del dirigente platense.
Después de ese viaje, los operadores del oficialismo se encargaron de instalar el nombre de Medina en el menú de algunos programas periodísticos, como ocurre ahora con Víctor Santamaría, el titular del gremio de los porteros, que también está en la mira del Gobierno por una presunta cuenta en Suiza de más de cuatro millones y medio de dólares. 
Lo cierto es que Martínez no solamente alertó a Macri sobre las maniobras extorsivas del "Pata", sino que además le habría acercado datos sobre la relación del titular de la seccional La Plata con la venta de drogas en las obras de la capital bonaerense. Hay quienes afirman que en esos lugares, "volaban los sobrecitos, al igual que frente a la sede de la avenida 44 entre 4 y 5".
De todos modos, Vidal -quien aún no tiene encuestas sobre el impacto del caso Medina- soltó una frase delante de los suyos para no aparecer en algún tipo de cruzada contra los gremialistas: “Mi enemigo no es el sindicalismo, es el narcotráfico”, recordando otra de las prioridades que suele esgrimir en público el presidente Mauricio Macri.
Las primeras espadas de la gobernadora sostienen que para que cale hondo la letra dura de la ley: “Acá en La Plata no se puede confiar en nadie, lo mejor sería que el caso quede en manos de un juez que no haya tenido contacto con El Pata”.
ESTA DEPRIMIDO Y MUY MEDICADO
La que hasta ahora esquivó el largo brazo de la Justicia, fue Analía, la hija de Medina, pero con quien tiene una distante relación. “Any”, de pasado como remisera, tuvo su momento de fama cuando probó suerte como bailarina de cumbia y hasta intentó entrar al reality de Gran Hermano, situación que no prosperó.
Medina se encuentra alojado en el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza, pero su estado de salud no es el mejor. Lo que se comenta, es que se encuentra algo deprimido y con las defensas bajas. Los médicos de la cárcel le hicieron exámenes más profundos que los habituales porque le detectaron hipertensión, obesidad, gastritis y otros males, como un principio de ACV que sufrió en 2014. Ese cuadro lo obliga a que deba ingerir cinco medicamentos diarios para sobrellevar los achaques.
Cuando dejó el hospital de la cárcel, Medina entró al pabellón C15 de la Unidad 28, donde comparte paseos por el patio, programas de TV en el salón de usos múltiples y conversaciones en las duchas con el ex secretario de Obras Públicas José López (el de los bolsos) y con Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner y hombre de extrema confianza de la ex pareja presidencial.
Cristian, el hijo de Medina, se encuentra cerca, en el pabellón D1, acompañado por Lázaro Báez -socio de los Kirchner y preso como parte de la investigación de La Ruta del Dinero K- y Daniel Pérez Gadín, contador de Báez. En ese mismo pabellón, separado por dos rejas del primer sector, se encuentra Alejandro “Gato Seco” Álvarez, un narcotraficante colombiano.
HAY CAUSAS DE EXTREMA GRAVEDAD
Según la mirada de un destacado penalista platense, la situación procesal de Medina, acusado de lavado de dinero, extorsión, apriete a empresarios y sospechado de comerciar drogas, es muy complicada, lo suficiente como para augurarle "un largo tiempo tras las rejas".
Pero allí no termina la historia. El sindicalista podría ser condenado hasta a tres años de prisión, en un juicio oral que se lleva adelante por golpear a una mujer policía y a su compañero en un control de tránsito, realizado en la ruta provincial 11, el 29 de enero de 2014.
Medina está imputado, junto a su hijo Agustín Facundo, por cometer el delito de "atentado a la autoridad agravado por poner mano en la autoridad". En el caso del joven, a ese cargo se le suma el de "lesiones graves", ya que le fracturó la pierna -el peroné- al policía que lo había detenido en el control.
Medina fue llevado a juicio oral el 18 de septiembre, pocos días antes de que el juez federal de Quilmes, Luis Armella, ordenara su detención y la de su hijo Cristian "Puli" Medina y su cuñado David García. Esos tres acusados también están imputados en una causa provincial que lleva adelante el fiscal platense Álvaro Garganta. El funcionario judicial también había ordenado la detención de otras ocho personas que también se negaron a declarar; entre ellas la mujer de "el Pata", María Fabiola García, y el hijo que está acusado de golpear al policía.
El hecho por el que está siendo juzgado ocurrió cuando dos efectivos que cumplían funciones en el Operativo Sol a la altura del kilómetro 307, de la ruta 11, divisaron una camioneta Toyota Hilux y un Peugeot 308 que venían sobrepasando vehículos en zona de doble línea amarilla, rodados que lograron interceptar recién dos kilómetros más adelante.
Cuando los policías le pidieron la documentación de la camioneta a Medina, y después de que le avisaran que el vehículo sería retenido, el gremialista se bajó y, tras insultar y gritarle a la mujer policía, intentó sacarle por la fuerza los documentos. Hubo un forcejeo y Medina, que mide más de 1,80 metros, derribó de un empujón a la agente. Su compañero intentó defenderla, pero en ese momento fue atacado a las trompadas por el hijo del dirigente sindical, quien le fracturó el peroné.
"Los dos acusados fueron detenidos y en ese momento llamaron a una patota de la Uocra platense, que llegó en micro a los tribunales de Dolores y amenazó con romper todo", reveló un estrecho colaborador del fiscal general de Dolores, Diego Escoda, con acceso al expediente.
La fuente precisó que la fiscalía podría pedir hasta tres años de prisión para Medina y hasta tres años y seis meses para su hijo, por las lesiones graves que le produjo al policía.
EL DIA QUE SE TOREO CON ANIBAL FERNÁNDEZ
Con Medina lejos de las mieles del poder y caído en desgracia en el ámbito sindical, brotan por los poros de la ciudad algunas de sus historias desopilantes. Una de ellas fue recordada por un memorioso, cuando protagonizó un altercado con Aníbal Fernández, a principios del 2000, cuando era secretario de Trabajo del gobierno bonaerense. El duro cruce se produjo por la toma de un obrador donde se planificaban los trabajos para levantar el Estadio Unico.
¡Te voy a quemar todas las máquinas! ¡Voy a prender fuego la provincia hijo de puta! — le dijo a los gritos con su voz pastosa el Pata Medina.
—¡¿Escuchaste?! ¡A mí no me sacás de acá porque quemo todo! —volvió a provocar el robusto sindicalista.
—¡Y vos a mí no me apurás! ¡Y de acá te vas a ir ya! —le retruco el funcionario.
Estuvieron a un paso de irse a las manos pero la policía, con Infantería, la Montada y la División Perros que llegaba con la orden de desalojo, los separó y puso fin al entredicho.
Cuenta la leyenda urbana, que al Pata Medina lo persigue el delirio piromaníaco . Hay numerosos antecedentes de amenazar con abrir las puertas del infierno. Del mismo modo que lo hizo en el preámbulo de su reciente detención, también metió miedo en una jornada de protesta del 2008, frente a las refinerías de YPF de Ensenada. "Yo sé dónde poner el fósforo", alardeó ante las autoridades.
El sindicalista acumula un manual de expresiones explosivas, xenófobas y racistas. De hecho, solía exigir a las empresas que reemplacen a obreros bolivianos y paraguayos por otros registrados en la bolsa de trabajo del gremio. Y, de paso, que contraten un servicio de catering del que se asegura que es socio encubierto.
En sus 20 años al frente de la seccional platense de la UOCRA, se valió de barrabravas de Cambaceres, Estudiantes y Gimnasia para sus actos intimidatorios. Esa manera de conducirse, que incluyó agresiones a mujeres, ya lo había llevado a la cárcel. La Justicia ahora tiene la palabra. Habrá que ver si llega hasta el fondo de la olla, para que ninguna otra mafia intente ocupar el lugar que dejó vacante el polémico dirigente. Tal vez un largo inquilinato en la prisión de Ezeiza, lo haga reflexionar sobre lo que es atenerse a las reglas en el Estado de Derecho.

Ni Marcelo Tinelli se salvó del súper banquete de los mil millones de pesos del Clan Medina

Lo único que le faltó al Pata Medina en su reinado de actitudes delirantes, fue aparecer frente a la pantalla de un televisor y decir: ¡Música maestro, vamos!. Sin embargo, se dio el lujo de hacerse cargo con su empresa Abril, del cátering de apertura en la nueva temporada de ShowMatch, el programa de Marcelo Tinelli.



Pero hoy la realidad es otra y por donde la Justicia pasa el escaner, lo más oscuro sale a la superficie. A cada metro, van surgiendo indicios de lavado y blanqueo, además de cifras millonarias que tal vez justifiquen porqué la familia tenía en su casa de Punta Lara, tres máquinas de contar dinero. "Se movían a la manera de una asociación ilícita y por lo que se vé, la plata fluía como un torrente". Así lo reveló una fuente allegada a la investigación que empezó a recorrer la gruesa epidermis del Clan Medina. El informante, reveló que las transacciones en la última década de la empresa de viandas, serían por más de mil millones de pesos. Esa ingeniería financiera se reconstruyó a través del relato de empresarios, veedores judiciales y documentos comerciales que fueron acercados a la causa. 
La detención del ex titular de la UOCRA, es una de las fotos más celebradas por el Gobierno, justo en momentos en que se conoció una encuesta de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) que coloca a los sindicatos como la institución menos confiable para los argentinos. Lo que se comenta en fuentes cercanas a la Casa Rosada, es que el mani pulite no termina con el "Patagate". Después de la renuncia de la cúpula de la Uocra Bahía Blanca, que operaba con el mismo modus operandi que los Medina, ahora el Gobierno iría por las cabezas de Juan "El Lagarto" Olmedo, otro de los pesados de ese gremio de la zona de Quilmes y Florencio Varela y de Walter "El Lobo" Leguizamón, de la seccional Lomas de Zamora. Este último, se encuentra prófugo de la justicia y es intensamente buscado por imputaciones muy graves como la de homicidios.
 
LA DANZA DE LOS TETRABRIK
 
Cuando la intervención a la UOCRA platense se desembarcó en la sede de 44 entre 4 y 5, aparecieron  bochornosas postales para el asombro. Por ejemplo, las autoridades se toparon con tambores cortados por la mitad que servían como escudos para un eventual enfrentamiento con fuerzas policiales, palas, bombos y redoblantes, máscaras antigases, un salón de peluquería, televisores y electrodomésticos varios, además de bolsones de alimentos, ropas y cientos de cajas de vino en el popular envase tetrabrik de una conocida marca, que según se dijo eran repartidos durante las manifestaciones "para estimular a los muchachos".
Aunque  se parezca el argumento de una película de terror,  las que relatamos, son secuencias de una realidad dramática, donde la prepotencia de un dirigente gremial mantuvo de rehén a una ciudad durante 20 años. A esta altura de la investigación, se habría establecido que el Clan Medina contaba con varias vías de recaudación ilegal. Tienen que ver con la extorsión a las empresas en diversas formas. Al parecer, la idea era obtener dinero que luego se blanqueaba a través de distintos mecanismos. El de los catering, es el más voluminoso en movimiento. La estrella del negocio era Abril y  había además otras dos firmas para blanquear: El Rey del Cielo SA y Mejor que en Casa SRL.
 
LA VACA LECHERA DEL CLAN
 
Por lo que se ha podido reconstruir, Abril Catering fue gestaba en 2006 en Punta Lara, donde vivían los Medina. Se inscribió a nombre de Horacio Juan Homs  y Liliana Beatriz Frontán, hoy prófuga de la justicia. Con la bendición del Clan Medina, pasaron de una incipiente firma, a convertirse en otra de envergadura con una plantilla de 150 empleados y varias sucursales. Su capital societario pasó así de $ 50 mil en 2006 a $ 5 millones en 2015. En los últimos diez años, la proveedora de viandas habría movido unos $ 1.000 millones a través de sus cuentas bancarias. 
En 2016, Abril facturó a las empresas constructoras más de $ 18,4 millones en viandas de comida. En 2017, casi $ 20 millones, también en viandas. Pero movió mucho más dinero del que facturó. Por ejemplo, en 2016, sus cuentas bancarias registraron movimientos de más de $ 270 millones. En lo que va de 2017, recibió unos $ 220 millones. Es decir que entraba mucho más dinero del que facturaba., señalaron fuentes confiables.
Entre los clientes de Abril Catering, hay decenas de compañías, desde constructoras pymes hasta multinacionales, pero YPF era la vaca lechera, ya que todas las empresas que operaban en su refinería de La Plata contrataban a Abril. Se mencionan al respecto algunos ejemplos como Techint, Contreras Hermanos, BTU, Esuco, Skanska y Panedile.
También se supo que con el paso del tiempo, Abril logró extender su radio de acción. Techint por ejemplo, la contrató para las obras en la línea H del subte, en Capital Federal. También facturaron a organismos oficiales como el Ministerio de Educación (en 2017), la Universidad Nacional de La Plata y la Organización de Estados Iberoamericanos. 
 
LA VIDA DE LUJOS DEL HIJASTRO RECAUDADOR 
 
Los nexos entre Abril y los Medina van más allá de la extorsión. Varios de los automóviles del Pata y su esposa, Fabiola García, están a nombre de Abril. Incluso compartían cédula azul con Homs, la cara visible de la compañía. 
Para la Justicia no caben dudas que Homs era el testaferro de Medina. Por estas horas, son cuatro los detenidos en la causa federal, acusados de liderar una banda que extorsionaba a empresas. En esa situación están el propio Medina, su hijo Cristian "Puli" Medina y su cuñado David García. Hay, además, otros detenidos en la causa provincial por lavado de dinero.
Algunas de las grandes empresas que están mencionadas de pagar servicios de catering a Abril son Techint, Contreras Hermanos, BTU, Esuco, Skanska y Panedile. A esto, se sumaba otro método de supuesta extorsión y blanqueo de dinero ilícito.
Uno de los señalados en las maniobras ilícitas es Agustín Facundo Medina, de 27 años, hijastro del Pata. Es hijo de Fabiola García, actual esposa del líder sindical, y adoptó el apellido Medina porque el líder sindical "era su ídolo". En los últimos siete años habría percibido salarios por $ 2,6 millones de distintas constructoras y contratistas de YPF en la refinería de La Plata, como la brasileña Odebrecht, hoy investigada por irregularidades en licitaciones y pago de sobornos.
El hijastro del ex mandamás de la UOCRA, manejaba un Audi A5. Su esposa, Lara Muñoz, tiene un Peugeot 208 y una supuesta empresa de catering, Rey del Cielo SA, ideada según la investigación del juez federal de Quilmes, Luis Armella, para blanquear millones de origen ilícito.
 
TAMBIEN CON LA MARCA DE ODEBRECHT
 
Fuentes allegadas a la investigación revelaron que uno de los mecanismos de extorsión de los Medina para que los contratistas pudieran trabajar en YPF, era exigir a las empresas la contratación del entorno familiar y de afiliados. De esa manera, todos oficiaban de ñoquis y nunca iban a trabajar. 
El mismo informante añadió, que si una obra requería un plantel de diez obreros, Uocra La Plata exigía la contratación de otros diez que estuvieran afiliados al grupo de los Medina. “Estos siempre debían percibir sueldos altos. Así que exigían que figuraran como veedores o personal especializado”. Así, recaudaban una suma fija por mes en cada obra y la blanqueaban en forma de salarios. El mecanismo se repetía, empresa por empresa, en todo el territorio de La Plata, “sin excepción”, sostienen hoy en las cámaras empresariales que pasado el terror se animan a hablar.
Mediante ese mecanismo, según una investigación del diario Perfil, el hijastro del Pata Medina habría percibido de Odebrecht $ 1,3 millones mientras duró la obra de la brasileña en la refinería de YPF en Ensenada. Allí, la constructora realizó la unidad de reformado catalítico continuo y otras mejoras.
De acuerdo con Odebrecht, Agustín Medina “trabajó en la empresa como oficial especializado –maquinista–, y era uno de los diez delegados sindicales indicados por el gremio para el proyecto. El sueldo y la indemnización fueron acordes a su categoría establecida en el convenio gremial, el acta acuerdo vigente y el establecido en la ley laboral. La desvinculación fue por la finalización del proyecto”.
Tras su salida de la firma, Medina siguió cobrando de otras contratistas de YPF: Zarlass Sa (metalúrgica), Tekoa (de montaje industrial), Tergen Sa (constructora) y Global Tecno SA (arquitectura e ingeniería). Entre 2015 y lo que va de 2017, percibió otros $ 1,3 millones.
 
"LA DUEÑA" TAMBIÉN TENIA SU QUINTA
 
Otra empleada vip de las contratistas de YPF es la madre de Agustín, Fabiola García, esposa del Pata, conocida por el mote de "La dueña", mujer de acción, de personalidad taimada y prepotente. En los últimos tres años estuvo empleada en varias empresas de la construcción. Además, se estableció que era empleada pública en la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense. En abril fue contratada por Contreras Hermanos, una de las mayores constructoras del país, investigada, al igual que Odebrecht, por el caso Lava Jato.
Voceros de Contreras dijeron que la mujer del Pata Medina “estaba incorporada de manera eventual para el proyecto como veedora del cumplimiento de las condiciones laborales por parte del sindicato. Este era un requerimiento excluyente del sindicato para operar en la zona Destilería”. La hija de Fabiola, Marianela Luján Pagnoli, también es una trabajadora vip de la construcción. Pero en realidad, es socia de su cuñada en Rey del Cielo SA. Al igual que su madre, figuraba trabajando para Contreras Hermanos. Con anterioridad, cobró sueldos de otras contratistas de YPF. Ambas fueron desvinculadas tras su detención esta semana.
La causa Medina desnuda situaciones de obscenidad. Hay quienes sostienen que recién es el comienzo de la historiae y vendrán nuevos capítulos para el asombro.  Lo importante, es que la Justicia llegue hasta el fondo y en el debido proceso y con todas las garantías, se establezcan las penas que marque la ley con todo su rigor. Será la única garantía de que otra mafia a futuro no venga a ocupar el lugar que quedó vacante.

lunes, 2 de octubre de 2017

Asombra la fortuna del Clan Medina y hay otros 20 sindicalistas bajo la lupa

A medida que pasan las horas y se conocen nuevos detalles de la fortuna del "Clan Medina", la indignación crece y las pruebas de la corrupción se reproducen como hongos venenosos.



A medida que pasan las horas y se conocen nuevos detalles de la fortuna del "Clan Medina", la indignación crece y las pruebas de la corrupción se reproducen como hongos venenosos. Impacta el resultado de los operativos, donde la Policía Federal detectó más de 100 vehículos, entre autos de alta gama, un camión, utilitarios, motocicletas, cuatriciclos y motos de agua. También, un avión Beechcraft Barón 58 que estaba en un hangar de Mendoza, un helicóptero que fue hallado en Don Torcuato y una embarcación llamada Bastian II.
Es el corolario de más de 30 allanamientos realizados en varios puntos del país, por orden del juez federal de Quilmes, Luis Armella, en la causa en que se investiga a Juan Pablo “Pata” Medina por extorsión, lavado de dinero y asociación ilícita. Armella también ordenó el embargo de las cuentas del detenido y de su esposa, Fabiola García, por cerca de 13 millones de pesos. Un dato para el asombro de como la plata fluía como un torrente, es que en la casa de Punta Lara el sindicalista tenía tres máquinas de contar dinero.
En la lujosa vivienda la zona ribereña, a quienes algunos llamaban "la fortaleza", se secuestró -además de las cuentas con 7 millones de pesos y 300 mil dólares- documentación, computadoras, teléfonos celulares y dinero en efectivo en moneda argentina, norteamericana, brasileña y paraguaya.
LOS PRESUNTOS TESTAFERROS
La primera de las causas que culminaron con la cinematográfica detención del dirigente sindical, se inició a raíz de una denuncia anónima recibida en julio de este año en el Juzgado Federal de Quilmes. Según el anónimo, los presuntos testaferros de Medina y su mujer, de apellido Homs y Frontán, incrementaron "desproporcionalmente su patrimonio en los últimos años", mediante supuestas actividades de intermediación financiera, compra y descuento de cheques.
En este caso, se encuentran bajo investigación maniobras por unos veinticuatro millones de pesos, que se habrían concretado utilizando la pantalla de la empresa denominada Abril Catering S.A.
También en la denuncia se aseguraba que la firma Abril Catering S.A. "sería titular de al menos 40 vehículos" de alta gama, camiones utilitarios, una aeronave y un barco, todo lo cual "no se condicen con el giro de negocios declarados por la sociedad".
Tras consultar bases de datos e informes que requirió a diversos organismos oficiales, la fiscal Cavallo sostuvo que, de esa primera aproximación, "se desprende la existencia real de las personas físicas y jurídicas denunciadas, su situación financiera y la titularidad de 39 vehículos, todo lo cual da sustento a los hechos denunciados".
En esta historia, hay quienes aseguran que Fabiola García, la esposa de Medina a quienes llaman "La dueña", sería una pieza clave en el andamiaje de este oscuro negocio. En el entorno del "Pata" Medina, murmuran que su mujer son los oídos, los ojos, el coraje, gran parte de la billetera abultada y la propietaria de los secretos mejor guardados del líder sindical de la UOCRA. Mujer de carácter fuerte, también comandaba una poderosa FM local, dotada de una gran tecnología y ubicada en un coqueto edificio espejado en la calle 13 y 44.
LOS EMPRESARIOS SE ANIMAN A HABLAR
Con la caída del Clan Medina, los empresarios locales de la construcción por estas horas se animan a hablar y a poner sobre la mesa los números crudos de la caída de negocios en esa industria. Aseguran, que a contramano del resto de la Provincia, en La Plata la producción de edificios está en caída por la cadena de extorsión y aprietes que manejaba la delegación local de la UOCRA. Ponen como ejemplo que La Plata construía de 600 edificios anualmente hace 5 años, ahora el promedio es de 85, según el presidente del Colegio de Arquitectos, Guillermo Moretto. Por su parte, Patricia Sarubo, de APYMECO, manifestó que por el accionar del líder sindical detenido, existe un sobreprecio de la mano de obra que ronda el 55.5% y que lleva el costo salarial al 23.7% del total de una obra. Son, de acuerdo al índice que elabora esa organización, unos 670 millones de pesos por año que “significarían 28 edificios y 560 puestos de trabajo más”.
También aseguró que existe, a partir de Medina, un costo “intangible” que surge de la obligación de contratar trabajadores de “la bolsa”, con escasa calificación. “Una losa que demora un mes, con la gente de Medina demoraba hasta tres meses. Más tiempo es más dinero”, disparó Sarubo.
Moretto reveló que otro condicionante del desarrollo de la construcción en La Plata fue la complicidad del Estado, durante el Gobierno de los Bruera. Allí, según dijo, también “había un sistema de extorsión, está probado y los funcionarios están presos. En un momento no era construir 5 pisos, ¿querés hacer 7, 10 pisos? Podías hacerlo. Esto se dio y las pruebas están. Luego todo esto se solucionó, por suerte, y el factor de la UOCRA recrudeció”, admitió el titular del Colegio de Arquitectos.
YA HAY INTERVENTOR
La detención de Medina se equipara en el Gobierno con la de Omar "el Caballo" Suárez , ex jefe del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU). Ambos fueron acusados de extorsionar a empresas constructoras y a exportadores con peajes que encarecían la actividad. Mientras tanto, en la Casa Rosada se da como un hecho la posible intervención de la UOCRA La Plata. Quieren que el secretario general del gremio a nivel nacional, Gerardo Martínez sea quien designe al reemplazante de Medina. El nombre que suena con mayor fuerza es el del dirigente santafesino Carlos Vergara. El sindicalista fue reelecto a fines del año pasado, al frente de la Lista Blanca de la agrupación MUocra. Está a cargo de la seccional Rosario y de las cuatro delegaciones dependientes: San Lorenzo, Cañada de Gómez, Villa Constitución y Venado Tuerto.
La gobernadora María Eugenia Vidal señaló que "ya no hay más lugar para la extorsión en la Provincia". Mientras tanto, en el Gobierno están entusiasmados con la detención de Medina, porque sostienen que la lucha contra las mafias tendrá impacto electoral el próximo 22 de octubre.El Presidente fue el primero en celebrar, al señalar que "no hay lugar para comportamientos mafiosos .Varios creen que tienen derechos especiales que trascienden las leyes de todos los días", agregó Macri ante cien empresarios.
En ese marco, un asesor presidencial reveló que a todo aquel "que no entienda que el Estado de Derecho es lo que ahora se impone le va a pasar eso".
LOS QUE ESTAN BAJO SOSPECHA
En mi anterior columna señalé que hay nuevos dirigentes oscuros bajo la lupa. En la mira estarían Víctor Santa María, titular del gremio de encargados de edificio y propietario de un diario y una radio. Está denunciado por operaciones sospechosas, entre ellas una cuenta millonaria en Suiza. También trascendió que la AFIP tiene bajo la lupa a más de 20 gremios. Se los investiga por fraude tributario, facturas apócrifas y lavado de activos bajo secreto fiscal.Se supo que figuran allí figurarían los sindicatos de estaciones de servicio, de Carlos Acuña, uno de los tres jefes de la CGT, el de Camioneros, de Hugo Moyano y el de gastronómicos, de Luis Barrionuevo .
En la cartera de Trabajo bajaron el tono y señalaron: "Pero esas otras son por temas contables menores". Otros nombres son los de los jefes de seccionales de la Uocra de Bahía Blanca, Humberto Monteros, el de Lomas de Zamora, Walter Leguizamón, y de Quilmes, Juan "Lagarto" Olmedo, mientras que en el sector portuario, se sigue de cerca a Herme Juárez, jefe del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de San Lorenzo. Por lo que se ve, habrá que ir reservando títulos para las sorpresas que están por venir.

A Macri le dieron una lista de 582 personajes vinculados a la mafia y planea un mani pulite

A más de un dirigente gremial se le aceleró el pulso y le subió la fiebre. Después de la caída del Clan Medina, existe el firme temor de que esté en ciernes un mani pulite del Gobierno.



A más de un dirigente gremial se le aceleró el pulso y le subió la fiebre. Después de la caída del Clan Medina, existe el firme temor de que esté en ciernes un mani pulite del Gobierno. "Macri quiere disciplinar al movimiento obrero", reveló por lo bajo un alto dirigente de la CGT regional La Plata. Aún nadie sabe que tan lejos llegará el largo brazo de la Justicia.Sin embargo, hay quienes afirman que existe una lista de 582 personajes vinculados a sectores mafiosos, no solo del poder sindical, sino de numerosos rubros, entre ellos periodistas. No se sabe quién se la acercó al Presidente o si provino de algún organismo de inteligencia. Habrá que seguir de cerca como se comportará la Casa Rosada, no sea cosa que se convierta en una cacería de grupos contrarios y se proteja a los que están a favor del oficialismo. Esperemos que se hagan realidad tanto los dichos de Macri, como los de María Eugenia Vidal, de que ya no hay espacio para sectores corruptos en la Argentina.
Hace unas semanas, en uno de mis artículos señalé que el jefe de Estado estaba dispuesto a dinamitar las cajas de los sindicalistas millonarios. Habrá que poner la lupa si detrás de esta decisión no existe la intención de imponer luego la reforma laboral y previsIonal. Macri se maneja como pez en el agua con el sindicalismo ortodoxo. Recuerdo que cuando asumió la jefatura de Gobierno porteña, lo primero que hizo fue pisar la poderosa obra social de los empleados municipales. Pero luego, terminó negociando con sus jefes, los sindicalistas Amadeo Genta y Patricio Datarmine. De esa manera, se aseguró 8 años de mandato sin conflictividad laboral.

Mientras los armadores de Cambiemos piensan cómo generar un esquema de dominio territorial en los bolsones del Gran Buenos Aires, Macri emplea ante el gremialismo tradicional la misma táctica que pergeñó el recordado Augusto Timoteo Vandor y que tan bien conocen los viejos líderes sindicales. Consiste en primero golpear y después, negociar.
AL PATA MEDINA LO DEJARON SOLO
Daría la impresión, que después del Patagate, el Gobierno estaría mandando señales de disciplinamiento, principalmente a caciques como Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. Hay quienes sostienen que ante el primer tambor de guerra departe de estos dirigentes, tomarían estado público las carpetas sobre el patrimonio de ambos y sus presuntas cuentas en el exterior, que por ahora están celosamente guardadas bajo siete llaves.

Por el momento, todo forma parte de la leyenda de pasillo de los despachos, aunque el temor es generalizado. Es notorio el silencio sindical en el caso del "Pata" Medina. Nadie salió a defenderlo, cuando días antes la CGT regional La Plata se había pintado la cara y se jactaba de la unidad que había alcanzado para combatir el "ajuste" de Cambiemos en la Nación y la provincia. También se había convocado al acto del 17 de octubre, apoyar la candidatura de Cristina Kirchner y denunciar el "hostigamiento" judicial del que era objeto el líder de los trabajadores constructores. "Si tocan a uno, tocan a todos", habían manifestado en la reunión que realizaron el 20 de septiembre en la sede de la CGT en la calle 51 entre 3 y 4. Y después, a través se solicitadas, también amenazaron con un paro regional. Nada de eso pasó y ninguno de los jefes sindicales platenses salió a poner el pecho por el gremialista preso en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.

Idéntico criterio se observa en la sede Azopardo de la CGT nacional. Tampoco en el kirchnerismo lloran por él. Y menos, se lamentó el candidato a diputado Daniel Scioli, uno de los peronistas que más protegieron a Medina, al punto que puso en su momento a sus principales espadas jurídicas a resolverle los entuertos que el sindicalista tenía en varios juzgados.
En sus ocho años de gestión, Scioli convivió con Medina, quien era invitado especial en los actos de Casa de Gobierno provincial y en los del entonces intendente Pablo Bruera. El actual intendente, Julio Garro, estimó que la obra privada disminuyó en forma abrupta , de 700 a 80 obras y se perdieron 20 mil puestos de trabajo por interferencias de Medina.
DIRIGENTES FLOJOS DE PAPELES
Medina siempre fue una piedra en el zapato para la CGT. Los denominados "Gordos"lo reconocían como un sujeto indomable, una suerte de sapo de otro pozo. Creían que era una suerte de puntero abocado al negocio personal de su quintita platense. Los caciques de la calle Azopardo concuerdan que Medina jamás procuró construir alguna red de solidaridad hacia dentro de la estructura de poder gremial. Por eso nadie se preocupó en salir en su defensa. Y hasta hubo algunos que aprovecharon la volteada para darle un empujón, como Gerardo Martínez, el titular de la UOCRA a nivel nacional.

En la CGT admiten en voz baja que después Medina, "viene el diluvio". Descuentan un inminente avance oficial contra otros dirigentes flojos de papeles. Se mencionan en los primeros lugares de la lista a los referentes de la UOCRA de Bahía Blanca, José Burgos, y de Lomas de Zamora, Walter Leguizamón, ambos enfrentados al jefe nacional de gremio, Gerardo Martínez. También al titular del sindicato de Atilra (lecheros), Héctor Ponce, de crítica relación con el Ejecutivo en medio del duro conflicto en la láctea Sancor.
Se trata de la misma nómina que interpretan en la central se abrió con la detención en 2016 del otrora poderoso líder del Somu, Omar Caballo Suárez. Un conglomerado que definen de "impresentable", que no justifica el esfuerzo de un auxilio corporativo. Razonan con inteligencia que "ni vienen por todos, ni todos somos el Pata Medina".
Aunque no se lo diga en voz alta, lo que se quiere preservar, es el renovado acuerdo sellado con Macri y que no se corte el chorro desde el P.E con el envío de los fondos de las obras sociales. Frente a la crisis actual del peronismo, los caciques sindicales olfatean un Macri para la reelección y se niegan a entrar al cementerio de los elefantes.
Otra de las razones para despegarse públicamente de Medina, es evitar que se generalice ante la opinión pública la idea de que todos son parte de la misma bolsa.
LA BOMBA DE TIEMPO DE LA REFORMA LABORAL
Los líderes sindicales también apuntan a resguardar la negociación de la reforma laboral, que estará en el centro de la escena una vez superado el proceso electoral. Un descrédito social amplificado, que se supone está siendo fogoneado desde el oficialismo, colocaría a la dirigencia sindical en una situación de extrema debilidad para intentar bloquear cualquier iniciativa que implique un deterioro de los intereses de los trabajadores. Pero el alineamiento con el Gobierno no significa un cheque en blanco. Nadie soportará que la ofensiva antisindical se lleve puesto a alguno de los peso pesados de la central. Allí si, y a diferencia de lo que ocurrió con el Pata Medina, habrá espíritu de cuerpo y "todos seremos Moyano", admitió un vocero gremial.
Las primeras espadas de la Gobernación están eufóricas. Creen que la sociedad en general recibió con alivio la caída del Clan Medina. Comentan con insistencia, que Vidal tuvo mucho que ver en bajarles el pulgar . Aseguran que ahora la gobernadora irá por la cabeza de José Burgos, titular de la UOCRA Bahía Blanca, otro dirigente que aplica una metodología similar a la del "Pata". Este individuo también está denunciado de apretar a empresarios para que contraten firmas de catering, de transporte y otros servicios para sacar beneficios propios. A Vidal en particular la inquietan las obras pendientes en la Ruta 51, que va de Ramallo a Bahía Blanca y la 60, que enlaza la ruta nacional 33 con La Pampa.
La investigación de la fortuna del "Pata" Medina, hasta el momento calculada en unos 138 millones de pesos, podría disparar nuevos datos para el asombro. Una fuente judicial admitió que se estaría investigando también presuntos vínculos con el narcotráfico. El rumor por ahora, no deja de ser un gran signo de interrogación. Pero no hay que descartar que sea la próxima bomba que explote.

jueves, 28 de septiembre de 2017

El día que Rucci me reveló que Montoneros querían desplazar al general Perón del poder


Comentan que Perón prorrumpió en un llanto silencioso, difícil de describir. Fue durante aquel 25 de septiembre de 1973, al enterarse que habían asesinato a José Ignacio Rucci, el líder sindical, al que quería como a un hijo. No es para menos, Rucci se había inmortalizado en la historia con aquella foto cuando lo protegió de la copiosa lluvia, al descender la escalinata del charter que lo trajo del exilio. Fue la postal inolvidable de esa mañana lluviosa del 17 de noviembre de 1972. El destino me otorgó el privilegio de haber estado ese día en Ezeiza y luego de entrevistar a Rucci, unos meses antes del atentado con que la organización Montoneros, inexplicablemente le tendió la peor de las trampas, para quitarle la vida. Aquellos 23 disparos que penetraron en el cuerpo diminuto de Rucci, no sólo lo mataron, sino que significaron para Perón una puñalada en el corazón.
Rucci había nacido en la localidad de Alcosta, en Santa Fe, el 15 de marzo de 1924 y comenzó su carrera gremial en la fábrica siderúrgica SOMISA, de San Nicolás de los Arroyos-Ramallo. En 1960 asumió la Secretaría de Prensa de la UOM (Unión Obrero Metalúrgica), acompañando a Augusto Timoteo Vandor (asesinado en 1969), Paulino Niembro, Avelino Fernández y Lorenzo Miguel.
Cuatro años después, fue designado interventor en la seccional San Nicolás donde luego fue secretario general.
Era un hombre de una lealtad ciega y uno de los soportes en el que se asentaba el plan de Perón para recuperar al país y motorizar la economía. Los disparos que nublaron aquel mediodía cálido y soleado del 25 de septiembre de 1973, fueron el preludio de que se avecinaba en el país la violencia más sangrienta que se recuerde.
Unos meses antes de esa tragedia me entrevisté con Rucci. Tuve que pasar por siete puestos de control en el edificio de la UOM, hasta llegar a su despacho. Quienes lo custodiaban, eran hombres de civil armados con Itakas, preparados para la guerra.
Rucci me confesó que nunca dormía en el mismo domicilio y que alternaba con su familia, porque sabía que lo estaban siguiendo y no quería ser blanco fácil para la guerrilla. La guerra entre la izquierda y el sindicalismo ortodoxo, ya estaba declarada.
En el despacho de Rucci había colgado un gran cuadro del general Perón, ataviado con gorra y uniforme, montando aquel caballo pinto, una foto que hizo historia y que aparecía en muchos hogares peronistas.
Con una campera negra característica, (algunos lo llamaban “José Campera”) Rucci me reveló aquella vez con la acidez que lo caracterizaba que: “los montos lo quieren cagar al general. No son peronistas, son zurdos que vienen a quedarse con el poder y no se lo vamos a permitir. A Perón lo vamos a defender nosotros, los obreros. El movimiento sindical, es históricamente la columna vertebral del justicialismo. Ellos no han comprendido la doctrina del general y se abrazan más al marxismo”.
Rucci tenía plena conciencia de los riesgos que corría su vida. “Sería una tontería decir que no me preocupa. Pero de ahí no pasa. Yo tengo una obligación que me impide poder detenerme”, respondió el hombre de confianza de Perón que adjudicó las amenazas que constantemente recibía, al hecho de ser ” el secretario general de la CGT, peronista y consecuente con Perón.Tampoco he sacado diploma de cobarde. Pero tengo un solo temor: no ver las caras de los asesinos”.
A 44 años de su muerte, hay que decir que el asesinato de Rucci significó la antesala del infierno, en un país que inexorablemente era empujado al abismo por el aire irrespirable de la fractura ideológica y las armas.
Argentina venía de soltar amarras de una larga dictadura militar. Después de casi dieciocho años de exilio, Perón regresó al país en noviembre de 1972 y con él se abría la esperanza de un tiempo más próspero. Había designado un candidato, al dentista Héctor Cámpora, triunfante en las elecciones del 11 de marzo de 1973 y a quien llamaban “El Tío”. Cámpora luego fue desplazado del poder por el propio Perón, que lo acusaba de simpatías con la izquierda peronista encarnada por la guerrilla Montoneros.
También hay que decir que el regreso definitivo de Perón al país, el 20 de junio, había terminado en la masacre de Ezeiza. Tiempo después, las elecciones del 23 de septiembre habían consagrado al caudillo emblemático presidente y a su mujer, María Estela Martínez, vice. Perón quería terminar con las divisiones, los males y la crisis.
Pero en aquel momento nadie comprendió que su salud estaba muy deteriorada y que había venido a morir a la Argentina, no sin antes poner en marcha un sueño de reconciliación nacional. Todos en su entorno sabían que sus días eran contados, su mujer, sus médicos, algunos dirigentes sindicales, los jefes militares y, sobre todo, los líderes guerrilleros que abrigaban la idea de instalarse en el poder.
Dos días después de llegar a la Casa Rosada, Perón recibió la peor de las noticias, lo cual debilitó sus defensas. En horas del mediodía frente a una vivienda de la calle Avellaneda 2953, en el barrio de Flores, Rucci recibió 23 balazos en el cuerpo. Fue durante un operativo guerrillero planificado con absoluta precisión militar. Salía de una casa donde pasaba algunas noches e iba rumbo a Canal 13 para grabar un mensaje al país tras el triunfo electoral peronista, en el que diría: “Sólo por ignorancia o por mala fe se puede apelar a la violencia, a veces rayana en lo criminal, en un clima de amplias libertades”.
La acción comando que paralizó el pulso del país, denominada “Operación Traviata” y descripta por la publicación de montoneros Descamisados dio cuenta que : “Desde la vereda de enfrente, le fueron arrojadas varias granadas, de las cuales una, al menos, no habría explotado. Tras las granadas, Rucci y Ramón Rocha -un guardaespaldas que llegó con él desde San Nicolás- se parapetaron detrás de la puerta abierta del automóvil. Entre tanto, desde la casa en venta de Avellaneda 2951, a través de un agujero efectuado al cartel del primer piso, se le efectuaban los disparos que le ocasionarían la muerte”.
Rucci no era un sindicalista rico. Todo lo contrario. Muchos años después de su deceso, el histórico decano de los intendentes peronistas, el lanusense Manuel Quindimil, me confió que él ayudaba económicamente a la familia, porque Rucci vivía con lo justo.
El crimen de Rucci fue un error histórico que Montoneros pagó con creces. Fue el mismo Perón el que los echó luego de Plaza de Mayo, llamándolos “imberbes”. Y para ratificar su pertenencia, aquella jornada reivindicó al movimiento obrero “como el soporte principal del Movimiento Nacional Justicialista”. Rucci era un tipo frontal, duro y opuesto a cualquier idea de izquierda. Es más, algunos de sus guardaespaldas eran sospechados de estar vinculados a grupos parapoliciales. Tampoco le temblaba el pulso para enfrentarse con sindicalistas más progresistas, como el cordobés, Agustín Tosco. Más allá de todo, amigos y enemigos le admiraban la lealtad a Perón. Cuenta la leyenda, que el viejo caudillo lo quería como a un hijo.
En 2012, el juez Ariel Lijo determinó que: “Las evidentes deficiencias de las etapas iniciales de la investigación impidieron establecer la materialidad concreta del hecho” y que “se logró descartar la participación de miembros de la denominada Triple A y, además, se estableció la posible responsabilidad de miembros de Montoneros en el homicidio” descartando que el hecho sea delito de lesa humanidad y por consiguiente, imprescriptible.
Sin embargo, por la apelación de su familia, en 2013 la Cámara Federal ordenó reabrir la investigación al considerar que el cierre de la causa era “prematuro”.
Ya entrado este siglo, algunas versiones afirman que el plan de Montoneros fue un operativo que llevó adelante FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias), un grupo guerrillero de filiación marxista que impuso a la guerrilla peronista parte de su ideología, su espíritu y aparato militar. Montoneros nunca pudo reponerse del desprestigio que le provocó el asesinato de Rucci.
Meses después, el primero de julio de 1974 también se apagó la vida de Perón, visiblemente amargado por este hecho. Tras ello, el país se deshilachó en la larga noche de la dictadura militar más sangrienta de la historia, con la llegada de los años de plomo.

El "libro negro" del "Pata" Medina y el fin de época para dirigentes mafiosos y millonarios

"La detención de Juan Pablo "Pata" Medina y de parte de su entorno, no es otra cosa que un mensaje alentador para una sociedad que quiere vivir en paz", dice Jorge Joury en esta nota..



No le sirvió armarse su propio y delirante "17 de octubre". Tampoco pertrechar a su tropa con bombas molotov, piedras y palos para resistir a las fuerzas federales. Menos, amenazar con "quemar la Provincia". Toda esta secuencia, propia de una película de terror, desbordó el vaso y la Justicia se le vino encima como un huracán. La detención de Juan Pablo "Pata" Medina y de parte de su entorno, no es otra cosa que un mensaje alentador para una sociedad que quiere vivir en paz. Significa comenzar a alentar la esperanza de un fin de época para lo más oscuro del sindicalismo apretador y millonario, que se sirvió de la buena fe de los trabajadores, para el armado propio de negocios turbios. Podríamos decir sin exagerar, que Medina no conocía límites, ni los aceptaba. Era una suerte de dios pagano que se llevaba todo por delante. También llegó a amenazar en su momento al actual ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas. Dijo que le iba a quemar el edificio sino lo recibía. A su onda expansiva, tampoco escapó la propia María Eugenia Vidal, cuando le movilizó a su ordalía hasta las puertas de la gobernación.

Aacusado de poseer numerosas propiedades, autos de alta gama, un yate y hasta un avión, la justicia sospecha que Medina habría armado una suerte de "asociación ilícita", junto a su actual mujer, Fabiola García, también detenida. García, considerada la mano derecha de su marido en todas sus acciones y a quien llamaban "La dueña", es una ex oficial de la Policía Bonaerense, que hasta el año pasado percibía un plan de ayuda social, pese a detentar una posición adinerada. También regenteaba con una actitud prepotente, una poderosa FM local, dotada de la más alta tecnología en un piso de un coqueto edificio ubicado frente a Plaza Passo.
El "libro negro" de Medina, está cargado de una larga lista de antecedentes violentos, enfrentamientos con la policía y problemas judiciales.
El cacique sindical, que hace 20 años calentaba su sillón en la sede de la UOCRA, fumando un largile (una suerte de gran pipa árabe) como si fuera un sultán, hace cinco meses que viene siendo investigado por lavado de dinero y asociación ilícita. Las pruebas que lo señalan, son la presión a las obras constructoras donde él disponía quiénes trabajaban y obligaba a qué sus propias empresas se encargaran del sistema de viandas.
Con la detención del clan Medina, también los vecinos de la calle 44 entre 4 y 5 se liberaron de la pesadilla del estrepitoso sonido de los bombos, de los cortes cotidianos de calles y de que hasta les orinen los zaguanes de sus viviendas.
El propio presidente Mauricio Macri dijo sobre el hecho, que "ya no hay lugar en la Argentina para actitudes mafiosas" y el fiscal federal Guillermo Marijuan acercó otra mala noticia para el sindicalista, por considerarlo a prima facie autor del delito de intimidación pública.
Marijuán tomo como soporte de su denuncia, al discurso que pronunció Medina desde el balcón de la sede de la UOCRA: "Si quieren al Pata preso, vengan, les vamos a prender fuego la Provincia". También citó Marijuan la frase en la cual el dirigente les pide a sus seguidores que "no se comporten pacíficamente". Para el funcionario judicial, en el marco de ese discurso, el líder de la UOCRA incitó a sus seguidores a comportarse de manera violenta, infundiendo temor público, circunstancia por la cual las personas que se hallaban presentes en ese lugar, exhibieron bombas molotov y a los gritos, ratificaban que la conducta que iban a seguir era la que le sindicaba su dirigente gremial".

A efectos de probar la imputación, el fiscal solicitó que se libren oficios para que los canales de televisión que registraron las declaraciones de Medina aporten los videos registrados en La Plata. Por lo que trascendió, a Medina le espera una prolongada estadía tras las rejas. Hasta el momento, la Policía de la provincia de Buenos Aires ha detenido a 6 personas en el marco de otra causa iniciada bajo carátula de asociación ilícita, coacción agravada y extorsión reiterada, a cargo del fiscal Álvaro Garganta. Se trata de María Fabiola García, esposa del "Pata", conocida como "La Dueña" (47 años). Se cree que regenteaba el papel de las mujeres en las obras y las obligaba a hacer una suerte de espionaje. Además, Pablo Nicolás Neves, segundo de Garcia (40 años): está acusado de extorsionar a los empresarios. Luego vienen. Marianela Luján Pagnoni (28 años), hija de Fabiola, responsable de una empresa de catering.Agustín Facundo Medina, hijo del "Pata" Medina, 27 años y Federico Miguel Angel, contador, 65 años. Casimiro Gómez, presunto recaudador de los negocios del "Pata", que estaba bajo las órdenes de uno de los hijos del sindicalista, apodado "Puli".
Por lo que trascendió de fuentes confiables, la policía bonaerense secuestró documentación, computadoras, teléfonos celulares y vehículos de las empresas allanadas.
El apocalipsis del "Pata", llamado así por calzar número 47, comenzó a principios de septiembre, cuando la fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, recibió una denuncia que agravó la causa que tenía Medina por intimidar a los tiros con sus obreros y paralizar una obra ferroviaria del Roca en la estación Pereyra. El anónimo, describía una supuesta maniobra de lavado de dinero y ocultamiento de bienes de parte de Medina. Cavallo entonces pidió ayuda a la AFIP y a la Unidad de Información Financiera (UIF). 
En esa oportunidad, le enviaron información que dejaba al descubierto que la empresa "Abril Catering", en lugar de vender sandwiches de miga que se repartían en las obras, hacía enormes operaciones de cambio de cheques por efectivo sin estar autorizada por el Banco Central.
Posteriormente, se puso bajo la lupa a los directivos Juan Horacio Homs, Liliana Beatriz Frontan y Gabriela Betsabe Masselos (pareja del primero). Allí se determinó que Abril tenía a su nombre cuarenta vehículos de alta gama, camiones utilitarios, un avión y un barco, y se sospechó que todo formaba parte de una “pantalla” del gremialista.
La fiscal Cavallo sostuvo que los fondos de "Abril Catering" provenían de maniobras financieras ilegales y extorsiones de Medina y su pareja.
La investigación cobró otra dimensión. Según fuentes sindicales, Fabiola García "era el nexo del “Pata” con un sector de la policía bonaerense" que, por ejemplo, hace diez años le permitió tomar la destilería de YPF de Ensenada y luego retirarse sin una sola denuncia en su contra. Hay que decir también que las demandas gremiales incrementaron el costo de la obra en 300 millones de dólares.
Pero la frutilla del postre, la colocó la gobernadora María Eugenia Vidal, al rechazar la homologación de un acuerdo salarial entre la UOCRA del “Pata” y la constructora Coninsa -que había ganado la licitación para la refacción de la estación de Pereyra- que suponía que el Estado pagara un sobre costo por las demoras y otros problemas ocasionados por el mismo sindicalista.
El ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas reveló en las últimas horas que “nosotros le hemos puesto reglas a Medina y su gente, porque cuando llegamos, el ministerio era una escribanía de la UOCRA". El funcionario agregó que "venían los empresarios después de haber pasado por sesiones de ablande con el gremio, donde se violaba la libertad de contratación, de empresa y de los trabajadores que también estaban obligados a seguir esas reglas”.
En diálogo con Radio Mitre, el ministro afirmó que esta gestión, “le puso las reglas a Medina y su gente.Nadie está preso por defender los derechos de los trabajadores. Y yo, como laboralista, tampoco lo permitiría", remarcó Villegas.
El ministro habló de “connivencia” del poder político (Scioli-Bruera) con este referente sindical, y remarcó “se le permitió hacer todo, porque después eran los señores que se subían a los micros y llenaban los Estadios para hacer actos políticos, porque ha habido una connivencia entre buena parte de la dirigencia política, el sindicalismo y hasta algunos jueces que han mirado para otro lado”.
Respecto a la causa judicial y la situación concreta de la obra pública en La Plata, Villegas afirmó que “la ciudad tiene paralizadas obras públicas y privadas. Se exigían cuotas adicionales llamadas camping porque se desviaba el dinero para esas construcciones en el centro recreativo de Punta Lara y se inducía la contratación de determinadas empresas para que presten servicios en las obras".
"Todo esto hace que en la industria de la construcción en la zona de La Plata, Berisso y Ensenada tenga un 40 por ciento más de costo el metro cuadrado y que hoy una ciudad como La Plata, que debería 600 o 700 obras en curso, tenga menos de 80 y trabajando a escondidas teniendo que cerrar las obras hasta nuevo aviso”, finalizó Villegas.
Otro de los capítulos de esta historia alucinante, se sumó en las últimas horas, al conocerse la aparición de una cumbia que apareció en las redes sociales, en la que se insólitamente se ponen de relieve algunos valores que supuestamente tiene y representa el titular de la UOCRA La Plata.
El tema hace referencia a que "“Sufrió persecuciones, la cárcel y el dolor”, resaltando que “levanta la bandera de Evita y de Perón” y con una frase que es toda una definición: “Le sobran huevos, le sobra corazón”.
La "cumbia del Pata", de la que se desconocen los autores tanto de la música como de la letra, comienza con "El pueblo unido jamás será vencido si siempre lucha por la liberación. Así es el Pata, orgullo de su gente, que lo ama con locura y lo sigue hasta la muerte”.
El tema también amplifica la figura de El Puli (Agustín, el mayor de los hijos de Medina), uno de los investigados en la causa. En el largo período tras las rejas, por lo menos Medina tendrá que conformarse con propia música, que no es la tumbera. Pero atención, que con Medina no se cierra la cuenta. Hay otros sindicalistas en la lista del Gobierno. Uno pertenecería a un poderoso gremio de la capital y sería dueño de una radio y un conocido medio gráfico. El otro, un dirigente de un sindicato afín a la lechería. Continuará.

martes, 26 de septiembre de 2017

Algo huele mal en la guerra por Farmacity: Vidal toma distancia y se mete Lorenzino

La pelea ya lleva cinco años. Pero los cimientos del Colegio de Farmacéuticos bonaerense han vuelto a crujir en los últimos tiempos. Hay motivos más que suficientes para preocuparse.



La pelea ya lleva cinco años. Pero los cimientos del Colegio de Farmacéuticos bonaerense han vuelto a crujir en los últimos tiempos. Hay motivos más que suficientes para preocuparse. La poderosa cadena Farmacity, esta vez se encuentra cerca de arrojar su ancla en el próspero océano de los medicamentos, siempre y cuando la Corte Suprema de la Nación le de vía libre. Frente a este cuadro de situación, las 4.500  farmacias de la Provincia, se encuentran en alerta y planean enviar cartas a los ex gobernadores de los últimos 30 años. Creen que el tanque de guerra que tiene más de 300 locales en todo el país, intenta entrar por la ventana, como lo hizo en Chile, e ir por todo para quedarse con la enorme caja, con normas “a su medida”. Además, aseguran que hay un “avasallamiento contra la ley provincial”. La normativa establece que no puede haber una farmacia a menos de 300 metros de otra. “No planteamos que no entren, sino que lo hagan con los parámetros vigentes. Quieren hacer como una sociedad anónima y la ley establece que tiene que haber un titular”, explicó la presidente del (COLFARMA) y titular de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), María Isabel Reinoso.
Conviene aclarar, que la ley permite empresas unipersonales, SRL, sin fines de lucro (mutuales), pero le cierra la puerta a la Sociedad Anónima. “Estamos solicitando que eso cambie porque la empresa trata de promover la prestación de un servicio de salud. Queremos que se respete la posibilidad de que haya competencia”, disparan desde Farmacity. “En el único caso en el que no hemos podido entrar es en la provincia de Buenos Aires”, agregan.
Algo huele mal en esta nueva acometida. A tal punto, que hace pocos días, el periodista y escritor Jorge Asis, dio a entender en el programa Animales Sueltos, que conduce Alejandro Fantino, que el caso Farmacity y su cordón umbilical con el poder, puede convertirse en una piedra en el zapato para el oficialismo, porque podría generar un escándalo de proporciones y un dolor de cabeza para la gobernadora. Tal vez por ello, María Eugenia Vidal decidió tomar distancia de la pulseada y  dejó que en definitiva sea la  Suprema Corte de la Nación la que decida.
 
LORENZINO SE METE EN LA PELEA
 
En la guerra también se metió el defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, quien confirmó que el organismo a su cargo se presentará ante la Justicia para apoyar el reclamo del Colegio de Farmacéuticos debido al posible desembarco de Farmacity.
“Priorizamos a la gente por sobre la rentabilidad, y nos apoyamos en las leyes que regulan el funcionamiento del sector, las cuales nacieron con el apoyo de todos los sectores políticos y son el resultado de un profundo trabajo a conciencia sobre la importancia de las farmacias”, sostuvo Lorenzino.
Tras un encuentro que mantuvo en las últimas horas con la titular del Colegio de Farmacéuticos provincial, María Isabel Reinoso, el defensor del pueblo expresó que intervendrá en la causa bajo la figura del amicus curiae para apoyar el reclamo de esta entidad ante la eventual instalación de la firma. En esa dirección, Lorenzino precisó que “los medicamentos son bienes sociales, por lo que nos oponemos a que se adopten medidas que vayan en contra de esta idea. Se tienen que respetar las normas y que se priorice la salud por encima de todas las cosas”. 
 
"NO QUEREMOS SER CHILE"
 
A todo esto, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Plata, Marcelo Fabían García, interpretó que “la Corte Suprema no debería ni tomar el caso, porque tendría que valer una decisión de una Corte provincial”.
García aseguró que frente a este diferendo, “el poder político está influenciando a la Justicia para decidir algo” y advirtió que “de modificarse el artículo 3 de la Ley 10.606, se afectaría directamente a la distribución sanitaria de las farmacias en la Provincia de Buenos Aires”.
“En La Plata, por ejemplo, hay farmacias en el casco urbano, en Gonett, Villa Elisa, City Bell, Los Hornos, Parque Sicardi, Villa Elvira, y cada vecino tiene una cerca de su casa. Si se modificara la ley permitiendo la instalación de Farmacity, nuestros locales tendrían la posibilidad de mudarse a cualquier lado y se concentrarían en los lugares más densamente poblados dejando sin acceso al medicamento a las zonas donde hay poca población. Se perderían las farmacias en la periferia”, agregó.
Además puntualizó  que “hay que tener en cuenta que hoy en día, la gente de los barrios más alejados recurre a la farmacia como el primer centro asistencial de salud al que tiene acceso con un profesional que le brinda un asesoramiento integral, no solo de la medicación”.
“No queremos convertirnos en Chile, donde hay dos cadenas que manejan el mercado y han desregulado todo de tal manera que ya no hay acceso al medicamento para todos los ciudadanos”, cerró el dirigente. 
 
UN TANQUE DE GUERRA QUE AVANZA
 
El negocio farmacéutico es multimillonario y codiciado para muchos frentes. Las cifras que mueve, según un informe realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) revela que durante el primer semestre de este año, la industria logró 45.518,5 millones de pesos de facturación neta, un 28,2% más que 2016, cuando había conseguido una ganancia de 35.498,6 millones de pesos.
Farmacity, después de una pulseada que lleva cinco años,  quiere aprovechar esta vez su momento de cercanía con el Gobierno para iniciar su cabecera de playa. Fundada por el influyente vicejefe de gabinete Mario Quintana, la empresa plantea que es víctima desde hace años de una suerte de confabulación entre la industria de los medicamentos (con Roemmers a la cabeza) y las farmacias chicas y medianas, ante la mirada pasiva del PAMI. Con ese argumento, reflotó su queja ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, dependiente de la Secretaría de Comercio, quien pocos años atrás había fallado en su contra.
Lo que se comenta, es que ahora, ante un nuevo clima político, la Comisión podría darle razón a Farmacity en su reclamo multimillonario. De resultar así, se favorecería la concentración y expansión de esa cadena de sucursales, según afirman los representantes de las demás farmacias.
Farmacity es una empresa argentina fundada en 1997 y es parte del Grupo Pegasus. Cuenta con un autoservicio desde sus góndolas y tiene alrededor de 5 mil empleados, y más de 300 locales en todo el país. Además, otro tema que preocupa a los farmacéuticos bonaerenses, es que se caracteriza por estar abierta las 24 horas.
 
EN CASO LLEGO A LA CORTE
 
Por estas horas, la  pelea de Farmacity por instalarse en la provincia de Buenos Aires bajo sus propios términos llegó a la Corte Suprema. La empresa presentó un recurso de queja y la Corte pidió el expediente el pasado 23 de agosto para definir si tomará el caso.  Hay que subrayar que uno de los jueces no participará de la decisión, si es que la Corte decide analizarlo. Se trata de Carlos Rosenkrantz, quien se excusó porque fue uno de los abogados patrocinantes de Farmacity.
“Nosotros lo habíamos recusado. El se excusa de votar pero es su causa”, señalan desde el Colegio de Farnacéuticos bonaerense. Para calmar las aguas, fuentes del máximo tribunal aseguran que  hoy el expediente “no figura entre los casos prioritarios y trascendentes”. Esto quiere decir que no se trataría en los próximos seis meses a un año. Sin embargo, para el Colegio Farmacéutico bonaerense, los tiempos se aceleraron. “Es un caso provincial. Sorprende que la Corte Nacional pueda tratarlo”, explicó María Isabel Reinoso, la presidente del Colegio. En el Tribunal Supremo aclaran que, como está involucrado el Estado provincial, es de su interés. 
La cadena llevó adelante desde 2012 un reclamo judicial contra el Estado provincial donde el Colegio de Farmacéuticos de Buenos Aires es una tercera parte interesada. Los tribunales bonaerenses de primera instancia, apelaciones e incluso la Corte provincial rechazaron la instalación porque no respeta la ley vigente. Ahora la pelea se traslada al ámbito federal.
 
NO QUIEREN FARMACIAS SHOPPING
 
Para los farmacéuticos bonaerenses, existen "manos negras". Apuntan también a la influencia del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana para que el trámite prospere en rápido curso.Pero en el entorno del funcionario reiteraron que Quintana vendió su participación en Pegasus, el fondo que controla a Farmacity. Además, aclaran que “las políticas de salud no pasan por su área en el Gobierno”. Lo que preocupa, es que Delivery Farmacity, sin autorización para ser farmacia, desembarcó en la provincia con Simplicity, una cadena de perfumería. 
En su página web, la cadena también ofrece delivery “a capital y el Gran Buenos Aires”, pero aclaran que “es exclusivo para productos de consumo porque la ley prohíbe la entrega de medicamentos fuera del local”. 
Para la presidente del Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires, María Isabel Reinoso, la decisión de la Corte de tomar el recurso en queja “genera preocupación y sorpresa. La salud es un área reservada a las provincias. Esta empresa inició una demanda en 2012 y perdió en tres instancias, en el último la Corte Suprema bonaerense que resolvió que la ley está vigente y es perfectamente constitucional”, dijo Reinoso.
“Nosotros no concordamos con el modelo de farmacia shopping, que Farmacity quiere traer a la Provincia, porque entendemos que la farmacia es un centro de salud destinado a la dispensa y a los servicios que tienen que ver con la prevención, educación sanitaria y la cura de enfermedades”, aclaró Reinoso.
 
CRECIERON AL CALOR DEL MACRISMO
 
En julio del 2016, el máximo tribunal de la Provincia rechazó por unanimidad un recurso extraordinario que había presentado Farmacity contra un fallo de primera instancia, ratificado en segunda.
En la Provincia, la Ley 10.606 establece que las farmacias deben ser propiedad de farmacéuticos restringiendo a las sociedades anónimas, regula la instalación de las mismas de acuerdo con parámetros demográficos y geográficos y prohíbe posiciones dominantes en el mercado que redunden en perjuicio del derecho a la salud.
Lo que preocupa a los farmacéuticos bonaerenses es que Farmacity creció al calor del macrismo en Capital Federal y desde hace años intenta dar el salto a Provincia. “Estos últimos días, nos enteramos que la Suprema Corte de la Nación tomó un recurso en queja cuando todos preveíamos que lo iba a desechar”, expresó la titular del Colegió de Farmacéuticos.
“Esta ley permitió la instalación de farmacias en cada rincón de la provincia donde un vecino necesita medicamentos. Actualmente hay 4.500 farmacias distribuidas racionalmente en todo el territorio bonaerense”, agregó.
En caso de modificarse la ley, para Reynoso “pasaría lo que ocurre en Chile o en CABA, dejarían de existir farmacias en cada barrio para pasar estar solo en las avenidas o calles principales. Desde el punto sanitario es un gran retroceso, esta ley es tomada como ejemplo por la OMS”, y alertó: “Hay otras provincias que se rigen por la misma legislación y también estarían en peligro”.
 
VIDAL NO QUIERE PIROTECNIA
 
En La Plata, la gobernadora María Eugenia Vidal tomó distancia del tema. Ni ministros ni legisladores tienen bajada de línea al respecto, dijeron fuentes confiables. Voceros de la Legislatura manifiestan que desde el Ejecutivo no solicitaron ningún proyecto que modifique la legislación actual para darle luz verde a la empresa de Quintana.
En el entorno del ministro de Salud bonaerense, Andrés Scarsi, también dejaron trascender que no existe ninguna política concreta sobre el tema. Scarsi asumió hace dos meses y heredó la polémica de la gestión de Zulma Ortíz,que paradójicamente había llegado al gobierno por recomendación de Quintana. Por ahora el nuevo ministro no se pronunció sobre el tema.
Pero cuando el río suena, empieza a levantar olas. Tal es así que el nuevo presidente del Pami, Sergio Cassinotti, cercano a Vidal, es favorable a la cadena que fundó Quintana. Cassinotti viene del Ioma bonaerense y llegó a su nuevo cargo tras un durísimo conflicto entre el vicejefe de Gabinete y el anterior director de la obra social de los jubilados, Carlos Regazzoni, a quien acusaba de ser funcional a los laboratorios, sus eternos enemigos. Esa es la pelea de fondo.
Los laboratorios no quieren que Farmacity siga concentrando cuotas de mercado, porque creen que tendría así el poder para imponerles fuertes rebajas. El líder de la pelea contra la cadena es Roemmers, un hueso duro de roer.
Reinoso también disparó contra Quintana y recordó que en 2012, cuando se inicia la acción judicial de la empresa él era CEO de Farmacity y que hoy es accionista de la empresa, denunciando que ahora con el poder de ser un funcionario clave del gobierno podría empujar un fallo favorable de la Corte. Las aguas bajan turbias y los intereses son mayúsculos, como para ir presagiando nuevos capítulos explosivos.