martes, 5 de diciembre de 2017

Tras el crimen de la pequeña Abril, Vidal motorizó un proyecto para ponerle freno a excarcelaciones

Después del estupor que provocó en la población el caso Abril Bogado, la pequeña de 12 años asesinada en Ringuelet, la gobernadora María Eugenia Vidal decidió salir con los tapones de punta para limitar las excarcelaciones de detenidos. En una ciudad como La Plata, que registró en las últimas horas el triste récord de casi treinta robos en menos de un día y un homicidio por semana, Vidal ahora trata de apagar el fuego como puede y de esa manera desacelerar la bronca de la población que se siente desguarnecida frente a la violenta ola de inseguridad.




En esta dirección hay que decir que el 30% de los crímenes fueron en ocasión de robo y en 6 de cada 10 casos se utilizaron armas de fuego. Frente a este escenario, el concejal electo por el Frente 1País, Gastón Crespo, reiteró el pedido de declaración de la Emergencia en Seguridad en la región “con suma urgencia”.
El proyecto para ponerle un freno de mano a los jueces garantistas, venía siendo discutido hace meses y fue presentado en las últimas horas por el senador de Cambiemos, Juan Pablo Allan. Si esto hubiera ganado urgente trámite parlamentario con anterioridad, tal vez se habría evitado que el juez José Villafañe, hoy en el ojo de la tormenta, hubiera facilitado la libertad asistida de José Edgardo "Pepito" Echegaray, el asesino de la pequeña Abril Bogado.
Allan explicó que "el proyecto busca equiparar la ley de ejecución penal bonaerense con la nacional, que es más restrictiva. Por ejemplo, prevé las salidas transitorias seis meses antes de que se cumpla la condena, mientras que la provincial lo permite seis meses antes del cumplimiento de los dos tercios de la condena".
Después de la decisión de Villafañe en la Justicia abren el paraguas y le patean la pelota el poder Legislativo. Sostienen que muchas veces deben liberar a los presos porque así lo establecen las normas. En el caso de Abril, en la Justicia provincial también alertaron no inocentemente sobre la falta de policías en la zona, algo que habíamos planteado desde esta columna, cuando señalamos en un artículo anterior que La Plata se había convertido en la ciudad del miedo, Allí reseñamos desde DIARIO FULL de manera cruda y según estadísticas de la Procuraduría, que mientras en el total del suelo bonaerense durante 2016 el delito creció un 3,8% en comparación con 2015, en esta ciudad esa cifra llegó al 8,4%, es decir, un 120% más que en toda la geografía provincial.
En lineas generales, los vecinos se quejan a tambor batiente por la falta de patrullajes de a pié por parte de la Policía Local, que solo se ve en las zonas comerciales y la carencia de móviles circulando por los barrios. 
 
UN JUEZ BAJO LA LUPA
 
Hoy todos los ojos de los funcionarios y legisladores, están puestos en la discrecionalidad del juez Villafañe y de las cámaras superiores que avalaron las salidas de "Pepito" Echegaray. Por eso ahora la intención es limitar ese margen de criterio de los magistrados bonaerenses, que suelen inclinarse por la "ley más benigna" y, como en el caso de Echegaray, van en contra de la sugerencia del fiscal.
Lo queda en claro después de esta decisión deseperada, es  que la política y la Justicia otra vez van corriendo detrás del drama, ya que la Legislatura bonaerense ya había avanzado en un proyecto para que los jueces de ejecución penal consulten a las víctimas antes de permitir una salida transitoria de sus victimarios. Pero la iniciativa recién tiene media sanción.
Ahora, por el poco tiempo que queda para cumplir con el calendario legislativo, es probable que el proyecto del senador Allan quede para el arranque de 2018, es decir se trataría en marzo del año próximo. Primero tendrá prioridad el análisis del Presupuesto 2018 y sus leyes satélites. No obstante, en el oficialismo descuentan que será aprobado, no sólo por el consenso que podrían conseguir en la oposición, sino por la supremacía que tendrán en ambas cámaras, cuando se refleje en las bancas el triunfo en la última elección.
 
RESTRICCIONES A LAS LIBERTADES
 
A continuación daremos cuenta de algunas de las restricciones que prevé el proyecto para frenar las libertades de delincuentes. Se aclara que no podrán obtener salidas transitorias los condenados por:
1) Homicidio simple, previsto en el art. 79, y homicidios agravados previstos en el artículo 80 del Código Penal.
2) Las lesiones gravísimas agravadas por alevosía o por violencia de género, previstas en los artículos 91 y 92 del Código Penal.
3) Aborto sin consentimiento seguido de la muerte de la mujer, previsto en el art. 85, inc. 1º ‘in fine’ del Código Penal.
4) Abandono de personas seguido de la muerte de la víctima, previsto en el art. 106 párrafo tercero del Código Penal.
5) Delitos contra la integridad sexual, previstos en los artículos 119, 120, 124, 125, 125 bis, 126, 127, 128 primer y segundo párrafos, y 130 del Código Penal.
6) Privación ilegal de la libertad coactiva, si se causare intencionalmente la muerte de la persona ofendida, previsto en el artículo 142 bis, anteúltimo párrafo, del Código Penal.
7) Tortura seguida de muerte, artículo 144 ter, inciso 2, del Código Penal.
8) Delitos previstos en los artículos 165 y 166, inciso 2, segundo párrafo del Código Penal.
9) Secuestro extorsivo, si se causare la muerte de la persona ofendida, conforme a los supuestos previstos en el artículo 170, antepenúltimo y anteúltimo párrafos, del Código Penal.
10) Delitos previstos en los artículos 145 bis y ter del Código Penal.
11) La portación ilegal de armas de fuego, sean de uso civil o de guerra, prevista en el artículo 189 bis inciso 2º, párrafos tercero y cuarto del Código Penal, y sus agravantes.
12) La creación de peligro para transportes acuáticos o aéreos que ocasione la muerte de alguna persona, previsto en el art. 190 segundo párrafo ‘in fine’ del Código Penal.
13) El descarrilamiento de trenes que ocasione la muerte de alguna persona, previsto en el art. 191 inc. 4º del Código Penal.
14) Piratería seguida de muerte, previsto en el art. 199 del Código Penal.
15) El envenenamiento de aguas potables, sustancias alimenticias o medicinales que provoque la muerte de alguna persona, previsto en el art. 201 bis del Código Penal.
16) Casos en que sea aplicable el artículo 41 del Código Penal.
17) Financiamiento del terrorismo, previsto en el artículo 306 del Código Penal.
18) Delitos previstos en los artículos 5°, 6° y 7° de la ley 23.737 o la que en el futuro la reemplace.
19) Delitos previstos en los artículos 865, 866 y 867 del Código Aduanero.

El Gobierno sale a la caza de otros "Pata" Medina y apunta a "Lagarto" Olmedo, de la UOCRA zona Sur

Comentan que es hombre de temer y de armas llevar, tanto o más pesado que el "Pata" Medina. Pertenece también al sindicalismo de la zona Sur y su reinado está teñido por situaciones de violencia extrema y aprietes. Se trata de Juan Olmedo y lo conocen por el apodo del "Lagarto". Es el gremialista que por estas horas está en la mira del Gobierno, en el camino para desterrar lo que Macri llama "las mafias sindicales".




Hay que decir que el curriculum de Olmedo le asegura todas las fichas para ser candidato a las esposas. Se trata de un ex presidiario, pastor evangélico y dirigente de mano dura de la UOCRA de Quilmes, con territorialidad  además en Florencio Varela y Berazategui. Las crónicas policiales dan cuenta que consiguió su hegemonía con métodos similares a los que utilizó "Pata" Medina. Señalan como detalle característico, su pasión, y la de su gente, por las armas de fuego. Ello quedó de manifiesto durante varios enfrentamientos que mantuvo con el sector de Walter "Lobizón" Leguizamón, un viejo colaborador que con el paso del tiempo se transformó en su archienemigo. De esas batallas campales, quedaron numerosos heridos, locales y autos incendiados y algún que otro muerto, aunque la Justicia nunca culpó a Olmedo.
Ahora en proceso de impulsar reformas, el presidente Mauricio Macri reitera en privado casi como una obsesión, la necesidad de avanzar sobre sindicalistas que no respeten la ley. En los pasillos del Ministerio de Trabajo de la Nación, aseguran que "sabemos que hay más dirigentes que operan como el "Pata" Medina. Sucede con muchos, donde todavía percibimos que hay sobrecostos en las obras y licitaciones". Así se expresó uno de los asesores del ministro Jorge Triacca, que tiene trato cotidiano con los gremios. El informante reconoció que también escuchó de boca de Macri su preocupación por estas metodologías oscuras que engordan las billeteras de sindicalistas. 
 
LAS MANCHAS NEGRAS DE LA UOCRA
 
El Gobierno sospecha que los díscolos, los que buscan sus propias formas de recaudación, son una minoría, es decir tres o cuatro, sobre un total de 54 seccionales de la UOCRA. Y entre ellos, ubican a Olmedo. Tras la caída del "Pata" Medina y por efecto cascada, se dieron casi en simultáneo que rodaron las cabezas de los caciques de otras seccionales que estaban bajo sospecha. En esas sedes había también denuncias de extorsiones a empresarios para sumar personal de más a las obras y pagos adicionales. Y hasta en algunos casos se detectaron además problemas por la venta de drogas en las obras.
Las renuncias de los jefes bahienses de la Uocra Humberto Monteros y José Burgos fue el primer coletazo por lo de Medina. Esos dirigentes acumulaban denuncias penales y su modus operandi era similar al del líder platense.
Ahora el Gobierno busca otro golpe de efecto y ha puesto la lupa en la seccional de Lomas de Zamora, que estuvo liderada hasta 2014 por Walter "Lobizón" Leguizamón, quien ganó trascendencia por los enfrentamientos a tiros por el control de obras en el conurbano. Este individuo, que en su momento se sospechó que podría estar oculto en Chacomús, está prófugo desde hace dos años. 
También las sospechas se extienden sobre la seccional de Quilmes, conducida por Juan "Lagarto" Olmedo, un hombre de Sergio Massa que tiene una banca en el Concejo Deliberante de Florencio Varela. El último antecedente de Olmedo fue la agresión que se le imputa sobre concejales kirchneristas en plena sesión, donde también miembros de su patota destruyeron parte del mobiliario, en medio de una batalla campal.
En los pasillos de la gobernación se comenta que después del "Pata" Medina, la gobernadora María Eugenia Vidal buscaría en breve otro golpe de efecto con Juan Olmedo. Este dirigente es sinónimo de poder  a base de aprietes en la zona sur  del conurbano bonaerense. El "Pata" Medina y Olmedo, tienen vidas paralelas y libraron en su momento, una batalla a tiros en la Estación Pereyra. En esa ocasión, el obrador estaba ocupado por personal que respondía a Olmedo. El enfrentamiento, que fue para demostrar quien ejercía el dominio territorial, paralizó por completo las obras.
 
LOS GUARDIANES DEL MIEDO
 
Juan Olmedo es hace varios años secretario general de la seccional Quilmes de la UOCRA, pero también tiene un pié firme con una amplia cosecha de afiliados, en Florencio Varela y Berazategui. Con ese rol, se sumó a las filas del Frente Renovador en 2013, cuando Sergio Massa se abrió del Frente para la Victoria y se posicionó como opositor al kirchnerismo. Su arribo al espacio se sumó al de otros representantes sindicales que acompañaban el proyecto del líder tigrense. Su adhesión no fue simbólica, sino que se anotó en la lista de aspirantes a concejales de Florencio Varela y asumió una banca en diciembre de 2013.
Ese año, en plena campaña electoral, fue señalado por ataques y amenazas a militantes kirchneristas y a referentes de otra corriente interna del massismo. Así fue como “se radicaron en la justicia al menos seis denuncias” que daban cuenta “que las bandas” de la UOCRA recorrían Florencio Varela en camionetas de las que se bajaban cuando veían militantes de otras fuerzas. Los testimonios sostienen que los amenazaban con que los iban “a cagar a trompadas o a tiros”.
Fuentes del Concejo Deliberante de Varela señalaron que  “desde su rol de gremialista, a Olmedo no se le conoce un solo proyecto que favorezca a la clase trabajadora”.
En noviembre de 2016, tras el escándalo en el Concejo, Massa calificó los incidentes como “lamentables” y señaló que estaban “evaluando su expulsión”. Sin embargo, siete meses después, Olmedo volvió a aparecer en una nómina, buscando una banca en la Cámara de Diputados bonaerense por el frente 1País.
 
BATALLA CAMPAL EN LAS CALLES DE VARELA
 
Olmedo siempre fue visto por Gerardo Martínez, el mandamás de la UOCRA nacional, como una piedra en el zapato. En 2008, la conducción nacional del gremio intervino las seccionales de Quilmes y Lomas de Zamora. Fue tras una puja interna por el poder en la delegación lomense que derivó en un enfrentamiento a tiros, en pleno centro de esa ciudad, con un saldo de al menos cuatro heridos. En aquel momento, Olmedo buscaba la reelección en su cargo.
Cuatro años más tarde, en abril de 2012, la dirigencia de ambas seccionales volvería a cruzarse. El enfrentamiento, esta vez fue en la zona céntrica de Florencio Varela, a la que convirtieron en un verdadero infierno. Hubo tiros, heridos, autos y locales quemados. Por esa causa se registraron dos detenciones. Una  fue la de Walter “Lobizón” Leguizamón, secretario adjunto de la seccional de Lomas de la UOCRA, hoy prófugo de la justicia. Este sujeto está sindicado como “autor intelectual” del homicidio de Darío Arévalo, un obrero de la construcción asesinado en marzo de 2014 por una patota vinculada a ese sindicato de la construcción.
Según cuentan en Varela, Leguizamón reportó a " El Lagarto" hasta 2008, cuando abandonó Quilmes y se fue a Lomas de Zamora, donde desplazó a la conducción. Ahí empezaron las diferencias entre los sindicalistas que, además de la UOCRA, están unidos por la religión: ambos son pastores evangélicos. Tras esa disputa, Olmedo abandonó temporalmente la secretaría general y en octubre del mismo año los ejércitos de ambas seccionales volvieron a enfrentarse a los tiros en Varela.
 
COIMAS PARA EL TRABAJO EN NEGRO
 
Sin embargo, en el sur existen fervientes opositores a Olmedo. así lo declaran a viva voz los representantes del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción y Afines (Sitraic), quienes desde hace tiempo vienen denunciando las irregularidades en la conducción de la UOCRA quilmeña.
"No hay vestigios de lo que fueron los orígenes de la UOCRA. Hoy son rufianes que quieren crecer económicamente a través de la coima", definió Edgardo Mari, delegado coordinador de Sitraic de la delegación de Varela, Quilmes y Berazategui
En septiembre de 2015 denunciaron que ocho de sus afiliados fueron amedrentados por la “patota” de Olmedo. Esa presentación fue radicada en la Fiscalía número 3 de Florencio Varela. En noviembre de 2016, apuntaron contra "El Lagarto" por “amenazas de muerte y lesiones” contra miembros de Sitraic que desarrollaban una campaña de control de las condiciones de trabajo en distintas obras. Esta denuncia fue presentada en la comisaría 2° de Florencio Varela y la fiscalía 2° de Quilmes.
“Hemos detectado que en el 90% de las obras en la zona la gente trabaja en negro por falta de controles”, manifestó Mari. Denunció también que la ilegalidad “es por la connivencia entre la UOCRA local y empresarios, quienes pagarían coimas para que se les permita tener trabajadores no registrados, sin contar con los elementos de seguridad necesarios”. El libro negro de balas, coimas y aprietes en la industria de la construcción, promete nuevos capítulos con destino de rejas para los dirigentes señalados en estas lamentables historias.

Temen un diciembre negro, frente al plan de Macri para podar el Estado y echar a 20 mil empleados

El frente sindical está con pintura de guerra. El alerta tiene que ver con el plan de Mauricio Macri para achicar el Estado de aquí a marzo.El presidente ya le comunicó a sus ministros que está dispuesto a apretar el acelerador a fondo para equilibrar las cuentas fiscales. Aunque no se lo quiera reconocer oficialmente, la medida implica el despido de más de 20 mil agentes.




El frente sindical está con pintura de guerra. El alerta tiene que ver con el plan de Mauricio Macri para achicar el Estado de aquí a marzo.El presidente ya le comunicó a sus ministros que está dispuesto a apretar el acelerador a fondo para equilibrar las cuentas fiscales. Aunque no se lo quiera reconocer oficialmente, la medida implica  el despido de más de 20 mil agentes. En los gremios del sector presagian un diciembre negro y hasta amenazan con paralizar la actividad y convertir a los ministerios en "trincheras". Ya circulan listas y en esa dirección, el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, advirtió que "arrancaron despidiendo 12.500  empleados y ahora planean 20 mil más en los próximos cuatro meses. Esto no reduce el gasto, están apuntando a otra cosa", reflexionó.
El sindicalista denuncio que "hay lugares como ACUMAR donde proyectan reducir el 49% del personal. Estamos hablando de entre 500 y 700 personas por organismo y hay sectores como ANSES o PAMI, que van a sufrir recortes de a miles". El plan alcanza también a los medios informativos estatales. Se habla de dos mil despidos que involucrarían a la TV Pública, la agencia de noticias Télam, Radio Nacional y Tecnópolis. Para tal fin, el Sistema Nacional de Medios contrató a una consultora privada para que diseñe un plan que buscará “facilitar la jubilación del personal de los medios públicos y minimizar el impacto del ajuste sobre la plantilla sobreviviente”.
Fuentes oficiales confiaron que no es la primera vez que el Gobierno prepara un plan de recortes para los medios públicos. Entre 2015 y 2016 el estudio jurídico De Diego & Asociados también diseñó un programa de reducción de personal y retiros voluntarios, que ahora quedó en manos de una consultora privada cuya identidad aún se mantiene bajo siete llaves.
En los pasillos de la Casa Rosada se comenta que el Presidente quiere dar a partir de enero una señal de austeridad con la fusión de áreas o funciones y "la instrumentación de programas modernos para hacer del Estado un lugar más eficiente", admitió un vocero calificado de la Casa Rosada.
En la práctica, es lo que Macri  llama "el reformismo permanente". El plan tiene una eventual fecha de lanzamiento el 14 de diciembre. En esa ocasión, el Presidente reunirá a todo su gabinete en un "retiro espiritual" en Chapadmalal y allí presentará la grilla operativa. La idea es que toda la maquinaría se ponga en marcha a partir del 1º de enero, alcanzando la meta fijada en marzo.
 
CON EL SELLO DEL FONDO
 
La operatoria, que se incluye dentro de las pautas que fijó la misión del Fondo Monetario Internacional, ya está a la vista de los ministros y secretarios de Estado. La cartera de Modernización que conduce Andrés Ibarra es la base principal de operaciones. Es el hombre elegido por Macri para que se convierta en el motor de todos los planes de reordenamiento de personal, cuentas y funciones que ya pidió a cada ministerio desde hace dos meses.
Por más que se intente dibujar la movida, como un plan que  apunta a una reforma de fondo para que haya una reubicación de tareas, no crezca la planta de personal y se logre una mayor eficiencia, la ola de despidos que se avecina, ha erizado la piel de los principales gremios estatales.
La reducción contempla un recorte de hasta un 10% de la planta de personal en todo el gobierno, pero los gremios le asignan mayor envergadura y creen que podría duplicarse. Desde el oficialismo se cubren y señalan que "ahora incluso debemos recortar al personal del PRO o de la UCR que nosotros mismos pusimos. Ya no tenemos excusas ni podemos culpar más a la herencia kirchnerista".
Para materializar este plan, en el Gobierno admiten que se abrirán nuevos programas atractivos de retiros voluntarios o de jubilación anticipada a fin de achicar la  planta. La apuesta de la Casa Rosada es que haya un gobierno "más ágil", con procesos burocráticos más sencillos y trámites electrónicos que otorguen eficiencia al Estado. Para ello hay propuestas de las más diversas en los ministerios  y la intención final es que el gobierno nacional exponga "un ejemplo de austeridad", como señaló un ministro muy cercano a Macri. Con ello, abrigan la expectativa de que se produzca un efecto contagio en las provincias. No obstante, la Casa Rosada no obligará a los gobernadores a seguir este proceso por la fuerza. Se teme que genere un cimbronazo en medio de la negociación por la reforma impositiva y la millonada en juego de los recursos del ex Fondo del Conurbano que se asignarán al gobierno de María Eugenia Vidal. La gobernadora también planea realizar un recorte de la planta política de la administración bonaerense, al tiempo que también reducirán el presupuesto de la legislatura, con el objetivo de fortalecer la idea de ir disminuyendo el déficit fiscal.
 
SEÑALES DE AUSTERIDAD
 
En el ámbito nacional ya hay un cuadro de situación en las diferentes carteras. Por ejemplo, en el Ministerio de Medio Ambiente, ensayan "discutir prioridades" a la hora del repaso del presupuesto 2018 o de la revisión de la planta de personal. En esa dirección funcionarios cercanos al ministro Sergio Bergman reconocieron que "la señal de austeridad no sólo será expulsar o achicar el personal, sino fijarse metas con temas prioritarios y descartar ejes de gestión que hoy no sean tan necesarios".
En la Cancillería hubo una reducción de secretarías en el área política y económica. En Defensa se prevé una operatoria similar y en el Ministerio del Interior aún no quieren dar detalles de este debate que se viene puertas adentro pero admiten que hay proyectos dando vuelta. Desde la cartera de Seguridad aseguraron que "no habrá por el momento" una reducción de personal como tampoco se prevé en el Ministerio de Justicia. También se señaló que por el momento no está previsto una reducción de ministerios .
Parte de este programa tendrá su plataforma de lanzamiento el 21 del corriente mes. Para esa fecha, se realizará en Buenos Aires un encuentro de Gobiernos Abiertos de la región, con la sistencia de especialistas extranjeros en transparencia, modernización y apertura administrativa del Estado. Habrá más de 30 países que expondrán los pro y los contra de contar con un gobierno abierto y ágil. En la Casa Rosada aseguran que será un buen momento para tomar ejemplos de las naciones del exterior y exponerlos públicamente como el camino a seguir. La intención de Macri es hacer una reforma profunda de aquí a 20 años y que en la práctica logre resultados eficientes y ágiles a la vista de todos. 
 
INFORMES TEMERARIOS
 
Sin embargo, los trabajadores estatales ya percibieron las primeras señales y se ven venir un diciembre angustioso y conflictivo . El preludio de la denominada "política de saneamiento" como la anuncia el  ministro de Modernización, Andrés Ibarra, puso en estado de alerta a los gremios de la administración pública. En ministerios y organismos nacionales ya circulan los primeros informes, realizados por consultoras que se contrataron a tal efecto, para reducir entre el 10 y el 15 por ciento del personal , aunque se comenta que en algunos casos puntuales el porcentaje llegaría a 20. El argumento que se maneja es alcanzar “dotaciones óptimas”. Además, como cada fin de año, la incertidumbre se amplía porque están por vencer los contratos de miles de personas con trabajo precarizado.  
Mario Romero, secretario general del gremio del INTA (Apinta), es uno de los dirigentes que llegó a ver el informe de “dotación óptima” elaborado para su organismo.  Según Romero. “lo hizo gente que se presentó como de  una consultora enviada por Modernización. Estuvieron en las oficinas centrales, en la estación experimental de Pergamino y el Instituto de Biotecnología de Castelar... y nada más, a pesar de que tenemos sedes en todo el país", reveló.
“Ellos aplicaron una ecuación de las horas-hombre supuestamente necesarias y un modelo para calcular la dotación óptima de la parte administrativa. No salieron a recorrer el interior, hicieron su informe sin tener idea del trabajo que se hace. Fue indignante, porque estuvieron seis meses, muchos compañeros les dieron toda la información que pidieron, de buena fe, porque realmente nosotros tenemos en claro que acá no sobra gente...”
“Tenían la indicación previa de justificar un recorte de entre el 10 y el 12 por ciento, y eso es lo que hicieron: de ahí sacan es de que la dotación está ‘excedida’ en 750 personas”, que equivalen a más de un 10 por ciento de la dotación total.
 
DESGUACE DEL INTA
 
Uno de los temas que más ruido está haciendo, es el posible desguace del INTA a manos de Luis Etchevehere, el titular de la Sociedad Rural y nuevo ministro de Agroindustria. El funcionario tendrá, junto con el informe de “dotación óptima”, la excusa de que el proyecto de Presupuesto 2018 enviado por el presidente Mauricio Macri al Congreso le destina 300 millones de pesos menos que lo que le permitiría funcionar normalmente.
Frente a este cuadro de situación, el gremio, en coincidencia con las autoridades del INTA, hizo una contrapropuesta a Modernización para que realice un cálculo del personal necesario en base a datos reales, conociendo el trabajo que se hace en cada delegación. Sin embargo, aún no les respondieron.
Según sostienen los especialistas, la mayor cantidad de trabajadores del Estado nacionales se concentra en la Ciudad de Buenos Aires, como sede del gobierno. En ministerios y secretarìas, ATE Capital comenzó a hacer asambleas en los lugares de trabajo ante la circulación de los informes de dotación óptima.
“Nos preocupa especialmente que hayan hecho un análisis de personal sin hablar con el personal. No hubo ninguna evaluación de las capacidades de los trabajadores, por ejemplo”, señaló Daniel Catalano, titular del sindicato. “Venían, en cada lugar se quedaban en Recursos Humanos y así hicieron números”
El dirigente se queja de lo mismo que en el INTA. Señala que no hubo auditorías de la situación real. Puso como ejemplo el caso del Instituto Geográfico Nacional, que produce los mapas. “Ahí el Gobierno nos dio de baja el avión que teníamos para sobrevolar y sacar fotos, para el trazado de mapas. En ese lugar, todo lo que es Recursos Humanos fue tomado por Modernización, y hoy no sabemos lo que va a pasar con una píla de laburantes que hacen su trabajo en base al análisis de las imágenes tomadas en los vuelos, que obviamente ya no les llegan”.

La historia jamás contada de la vida íntima de Barreda, a 25 años de la matanza de La Plata

Hace más de 25 años, Ricardo West Ocampo, que por aquel entonces era un columnista del diario El Día, me confió una experiencia que hoy cobra un valor relevante. Es la primera vez que la hago pública, porque tal vez fue premonitoria del drama que se avecinaba en la casona de la calle 48 entre 11 y 12, donde vivía el odontólogo Ricardo Barreda con su familia.




Hace más de 25 años, Ricardo West Ocampo, que por aquel entonces era un columnista del diario El Día, me confió una experiencia que hoy cobra un valor relevante. Es la primera vez que la hago pública, porque tal vez  fue premonitoria del drama que se avecinaba en la casona de la calle 48 entre 11 y 12, donde vivía el odontólogo Ricardo Barreda con su familia. Aquella vez, mi colega se disponía a levantar un ejemplar de su diario, que estaba asomado por debajo de la puerta del garage de la entrada imperial de la vivienda. Su intención era ojearlo, mientras esperaba ser atendido en el consultorio. Pero quedó perplejo frente a una voz metálica que lo paralizó. ¡No lo toque, por favor, no quiero tener un altercado con mi mujer y mis hijas!. Quien se expresaba de esa manera, pálido y tembloroso, era el mismo hombre que desataría días después la más horrorosa de las matanzas que recuerde la ciudad de La Plata. West Ocampo me reveló esta historia porque llevaba años atendiéndose con Barreda. Comprendió entonces frente a esa actitud, que el territorio de la casa de la calle 48 estaba parcelado. Por un lado vivía la familia y por el otro, el dentista. Como si fuesen Montescos y Capuletos, dos bandos que se mostraban en la intimidad como protagonistas de una guerra palaciega que contaminaba el ambiente.
El profesional, sólo podía utilizar el consultorio y un pequeño departamentito, con salida independiente, tal como lo habían acordado. Esa casa la habían comprado años antes, luego de vender la primera vivienda, y recibir la ayuda financiera de la suegra.
West Ocampo no salía de su asombro como aquel personaje tímido, que le pedía disculpas cuando el torno dolía,  de pronto se convirtió en un símbolo satánico de doble cara. Una vez ocurrido el hecho, la opinión pública tomó partido. De una de las veredas se ubicaron los defensores de la lucha contra la violencia de género, con una tormenta de adjetivos. Y de la otra,  los fogoneros del humor macabro, que transformaron a Barrera en una suerte de "ídolo" popular por haberse atrevido a terminar con la vida de su mujer y su suegra. 
 
LA ESCOPETA QUE LLAMO A LA MUERTE
 
Este miércoles 15 se cumplieron 25 años de lo sucedido aquel domingo de espanto, cuando Barreda tomó una escopeta y disparó hasta el hartazgo sobre los cuerpos de su esposa, su suegra y sus dos hijas.  Poco tiempo después trató de justificarse, señalando que lo maltrataban y lo llamaban "Conchita". Señaló entonces que simplemente explotó en un arranque de furia. Eso dice aún y me lo repitió durante una entrevista que le hice hace años en la Unidad 9, donde se encontraba cumpliendo su condena. Es todo lo que se puede saber porque la única versión de los hechos que sobrevivió es la suya. Es probable que nunca podamos desenterrar la verdad, porque cuando insistí en llegar a fondo, Barreda se blindó. Se metió dentro de un caparazón, encogió los hombros y enmudeció repentinamente, como si los demonios hubiesen brotado abruptamente del infierno para amenazarlo. 
Hasta el día de hoy no pude comprender como este individuo de tono pausado, que era considerado un buen vecino, que trataba bien a sus pacientes, que era un tipo tranquilo y asiduo concurrente del Jockey Club donde se codeaba con la sociedad platense, eligió la salida más cruel frente a su supuesta situación humillante. Tal vez si se hubiese marchado de la casa, las muertes se podrían haber evitado. Pero estaba escrito. Cuando se lo pregunté, también enmudeció y bajo la cabeza. La explicación que brota por los poros del expediente, da cuenta que la relación con su familia venía echa trizas desde hacía años.Los dos bandos trataban de evitarse al circular por la casa, para no caer en las permanentes y decadentes ofensas.
La situación fue en franco deterioro, casi de manera insoportable. Hasta que ese domingo 15 de noviembre de 1992 sobrevino el peor desenlace . El odontólogo, siguiendo su relato ante el tribunal, le dijo a su esposa, Gladys McDonald (57) que iba a limpiar las telarañas del techo y ella le contestó con desdén. Entonces, él cambió de idea.
Iba a podar la parra del jardín. Fue un giro determinante. Al abrir el depósito para buscar las herramientas, Barreda se topó con la escopeta Víctor Sarrasqueta, calibre 16,5, que le había regalado su suegra tiempo atrás. La tomó con los ojos relanpagueantes y fue hasta cocina donde estaba su mujer y su hija, Adriana, de 24 años.
 
EL ULTIMO GRITO DE SU HIJA CECILIA
 
Mató primero a su esposa y le disparó después a Adriana. Al oir los estruendos, Elena Arreche (86), su suegra, bajó las escaleras, pero no llegó a ver lo que pasaba pues Barreda la sorprendió a mitad de camino y la mató.
 "Lo peor es que a Adriana, mi hija menor, no la quise matar", contó un enfermero que cuidaba al ex odontólogo, mientras estuvo internado en el hospital de General Pacheco. Por último mató a Cecilia, su otra hija de 26 años que al ver a su abuela muerta llegó a gritarle antes de morir: "¿Qué hiciste, hijo de puta?
Barreda pensó mucho su coartada, antes de abandonar la casa. Juntó prolijamente cada uno de los 8 cartuchos que había utilizado para masacrar a su familia y los guardó en su flamante Ford Falcon. Allí también escondió la escopeta, para luego desordenar algunos cajones, con la idea de simular un supuesto intento de robo. Salió de la casona, fue a dar un paseo por el zoológico, llevó unas flores a la tumba de sus padres, tiró los proyectiles servidos en una boca de tormenta, arrojó el arma en un arroyo cerca de Punta Lara y pasó a buscar a Hilda, su amante. Con la mujer estuvo en un motel, para luego comer una pizza y tomar una cerveza en un conocido bar platense. Ya al anochecer, regresó a la escena del crimen.
Cuando llegó, abrió el pesado portón del garaje, guardó el auto y encendió las luces. Lo esperaba su propio escenario macabro, convertido en un verdadero baño de sangre. Ahí recién llamó a un servicio de emergencias médicas. "Vengan, entraron ladrones y lastimaron a mi familia", dijo Barreda. La noticia corrió como reguero de pólvora: en un extraño asalto habían matado a toda la familia de uno de los odontólogos más conocidos de la ciudad. Cuando llegaron los investigadores, todo lo que relataba el dentista les resultaba sospechoso.
Fue tan imperfecto su testiumonio, que el entonces titular de la comisaría 1ª, un comisario llamado Angel Petti, invitó a Barreda a tomar un café en su despacho. Cuentan que el jefe policial lo miró y, sin rodeos, le dijo: "lea doctor", mientras le pasaba un Código Penal, abierto en la página donde aparece el artículo 34, que establece la inimputabilidad. Barreda no habló. Se colocó los lentes y leyó muy despacio, una y otra vez. Ese día Barreda contó con su característico tono monocorde los detalles de la masacre. "Yo las maté, porque me humillaban", habría dicho.
 
EL DENTISTA QUE SE GANO A LOS RECLUSOS
 
Por lo que pude averiguar cuando lo entrevisté en la cárcel, Barreda se hizo querer en sus días tras las rejas. Los reclusos lo cuidaban y hasta le hacían de comer. Estaba en una suerte de pabellón vip, donde compartía sus horas con un escribano de la zona de Recoleta que había cometido una estafa multimillonaria, un contador del Banco Provincia que se quedó con una suma superior al millón de dólares y el primo de un conocido empresario períodistico, hombre oriundo de Bahía Blanca, que había asesinado también a dos mujeres y que fue extraditado desde EE.UU donde lo localizó Interpol. Este sujeto llamado Jorge, motivado por la venganza, asesinó a su ex pareja Alicia Lía Solana y a su ex suegra Sila Peralta Bergna. Fue en abril de 1976, en una casa de la primera cuadra de Yrigoyen. Alicia había decidido cortar la relación con Jorge y él la había amenazado. Lo que delató al hombre fueron sus propias pintadas con un rotulador en las paredes interiores de la casa: los peritos confirmaron que se trataba de su letra. Jorge , también encontró en Barreda un personaje que de alguna manera le servía para atenuar el peso de su doble homicidio.
El día que Barreda tuvo que afrontar el juicio en 1995, donde lo condenaron a prisión perpetua, sus compañeros de pabellón se levantaron casi de madrugada y lo ayudaron a vestirse para devolverle su fisonomía de profesional. Luego estuvo 11 años en la Unidad 9 de La Plata. Allí consiguió armar un pabellón destinado a visitas higiénicas. Una suerte de hotel alojamiento del que podían usufructuar los reclusos de buena conducta. 
 
LA MISTERIOSA RUBIA DE LOS VIERNES
 
Durante los días de visitas y cerca del mediodía, en la cola de familiares se podía observar la presencia de una mujer rubia, de figura atractiva, de unos cincuenta años, cabello platinado y ropa ajustada. Todos la señalaban como "la amante del doctor".  Cuando le preguntaban, Barreda confesaba ante sus compañeros que le gustaban las "mujeres volcánicas, las que te hacen sentir Tarzán". Cuando le pregunté por aquella rubia, sonrió de manera socarrona y levantó los hombros, dando a entender que  "todos tenemos derecho a un mimo".
Estuve dos horas entrevistando a Barrera. Hablamos de "los días interminables" dedicados a la lectura, las ranchadas rememorando viejas historias y los vericuetos jurídicos para soñar con atenuar un poco la pena. Pero en todos los escenarios, Barrera nunca largó prenda sobre su sangriento secreto mejor guardado.
Los guardiacárceles también lo respetaban. En la Unidad 9, estuvo hasta el 2007 y por su buena conducta obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria. Entonces se fue a vivir con su nueva pareja, la docente Berta "Pochi" André, a Belgrano.
Allí permaneció hasta 2014, cuando la Justicia consideró que la relación con Berta se había vuelto "peligrosa". El odontólogo fue trasladado entonces al penal de Olmos. A fines de 2015, la Sala I de la Cámara de Apelaciones le dio la libertad condicional y se mudó a Tigre. En mayo, la Justicia consideró cumplida su condena y se convirtió en un hombre libre.

Declaran personalidad destacada de La Plata al periodista Jorge Joury

El Concejo Deliberante de La Plata declaró "Personalidad Destacada", al periodista Jorge Joury. La distinción que se entregará este miércoles a las 12 en el recinto de la calle 12 entre 51 y 53, tiene que ver con los 50 años de exitosa trayectoria y la abnegación puesta al servicio de la comunidad.




El Concejo Deliberante de La Plata declaró "Personalidad Destacada", al periodista Jorge Joury. La distinción que se entregará  este miércoles al mediodía en el recinto de la calle 12 entre 51 y 53, tiene que ver con los 50 años de exitosa trayectoria y la abnegación puesta al servicio de la comunidad. La iniciativa fue impulsada por el concejal Fabián Lugli, del bloque del Partido Justicialista. Jorge Joury, que es actualmente columnista del portal Diario Full, cuenta con una foja de importantes logros. Es Licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Durante su paso por los más prestigiosos medios locales y nacionales, entrevistó a casi todos los presidentes, además de las grandes personalidades del Siglo XX, entre ellas a Juan Domingo Perón, (cubrió todo el operativo Retorno a la Argentina), Ricardo Balbín y Raúl Alfonsín. También ha sido distinguido por diversas instituciones, por su lucha en favor de la democracia, la libertad de pensamiento y contra la violencia de todo tipo.
En sus inicios, Joury integró las redacciones de los diarios Clarín y Crónica, junto a personalidades como Osvaldo Bayer, autor de "La Patagonia Rebelde", Diego Lucero, miembro de la Academia de Lunfardo y Héctor Ricardo García. Fue también  pro secretario de redacción de El Día y primer corresponsal en el país durante el nacimiento de la agencia Noticias Argentinas. También se desempeñó como secretario de redacción del desaparecido diario Gaceta de la Tarde de La Plata.
Entre sus logros, se destaca haber sido el Jefe de redacción durante la fundación de Diario Popular, actualmente el tercer medio de mayor venta en la Argentina. También alcanzó allí el cargo de sub director periodístico y llegó a  desempeñarse además como Director de Relaciones Institucionales del Grupo El Día.
Fue además sub director fundador de la Gaceta de Buenos Aires y director de la revista Testigo del Cambio, en el advenimiento de la democracia en 1983, junto a destacados colegas como Osvaldo Soriano, Carlos Ares, Horacio del Prado y Luis Majul, entre otros.
También ocupó el cargo de  Secretario general del diario La Razón de La Plata en 1995 y además fue fundador y director del diario Pregón,  un medio que apareció en el mercado periodístico nacional el 3 de noviembre de 1980.
También fue creador del proyecto editorial y editor responsable de la publicación Consultor de Salud.
Actualmente sedesempeña como editorialista del portal AGENHOY de Florencio Varela y fue además director durante 6 años de la FM 97.7,  Estación Sur.
Joury fue vicepresidente del Círculo de Periodistas de la Provincia de Buenos Aires. Durante su gestión, se construyó la nueva biblioteca de la institución, que guarda valiosos incunables.
Además, integró el directorio del Instituto Verificador de Circulaciones (IVC), entidad encargada de monitorear la circulación de los medios más importantes de la Argentina.
Fue galardonado por el diario Clarín como uno de los mejores editores del país, con mención y fotografía en el libro editado en el año 2000 por ese medio y titulado: "ARGENTINOS. Retratos del fin de milenio".
También fue distinguido por el escritor y profesor, Teódulo Domínguez, narrando sus experiencias editoriales, en un capítulo del libro titulado "Entre Periodistas", junto a colegas como Magdalena Rúiz Guinazú, Nelson Castro, Julio Blanck, Eduardo Van Der Kooy,  José Pepe Eliaschev, Jorge Lanata y Joaquín Morales Solá, entre otros.
Fue distinguido por el diario El País de España por uno de sus artículos sobre la ética periodística, titulado: "La primicia que no dimos". También se desempeñó como asesor editorial de los diarios Democracia de Junín e Infosur y el Telégrafo de Paysandú, en Uruguay 
Joury recibió el premio Malvinas Argentinas, otorgado por la cancillería Argentina por su apoyo periodístico a la causa nacional por la recuperación de la soberanía. También fue galardonado con el Premio EUDEBA, de la editorial universitaria, por su acción en favor de la cultura nacional.
El Senado de la Nación también lo recopnoció con el diploma al mérito por haber colaborado en 1991 con la Fundación para la prevención de la Violencia.
Recibió dos premios ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas) por sus notas en favor de los avances científicos en la publicación que dirigía, denominada, Consultor de Salud.
También se le otorgó el reconocimiento de la Asociación Antidrogas de la República Argentina, a través de su presidente, Claudio Izaguirre, por su lucha constante y sus conferencias contra las adicciones y el narcotráfico.
El 7 de julio de 1988, durante el gobierno de Raúl Alfonsín, recibió una plaqueta de manos del jefe de la Policía Federal Argentina, Juan Angel Pirker, por su aporte periodístico en la lucha contra el delito.
Fue uno de los precursores del periodismo de la nueva era, en el Congreso Internacional denominado Los Diarios en el Siglo XXI, desarrollado en la capital federal con la presencia de editores internacionales.
Fue el primer editor de la Argentina en publicar un diario color en el país, meses antes del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978. Actualmente participa como analista político en programas televisivos y radiales de los principales medios nacionales y locales.
Tiene un libro próximo a editar con sus memorias, que se titulará: "De tapas, historia de un periodismo en carne viva". Lleva ese nombre, por la cantidad de primeras planas que editó durante su carrera, algunas de ellas históricas, que tuvieron proyección internacional, lo cual le valió ser reconocido por sus avanzados conocimientos de diseño, entre los mejores editores del continente.
Actualmente, publica sus investigaciones en el portal local DIARIO FULL, uno de los más visitados en la provincia de Buenos Aires y en AGENHOY. También desarrolla columnas de opinión en la FM 97.7 y en la emisora platense Cadena Río, además de participar en el programa Ciudadanos, que se emite por La Plata TV.
Tiene un blogs, denominado Jorge Joury De Tapas, donde ha publicado centenares de artículos sobre la realidad y sus vivencias históricas en la profesión, espacio que nutre permanentemente con sus impactos periodísticos.

Es la hora de dejar de hacer periodismo de periodistas y decirle adiós al circo romano

Inexplicablemente, el Martín Fierro de la radio se transformó en un escenario bochornoso, que mostró la peor cara de una postal plagada de espasmos. Como en un circo romano, se ubicaron por un lado los periodistas más críticos del kirchnerismo y por el otro, los soldados fieles que le quedan a Cristina. Y en el medio,




Frente a los encantadores de serpientes, el estupor copó sala. Mientras por las mesas los bandos se cruzaban ofensas, la platea fue obligada una vez más a tomar partido en un show patético, que desacredita a la prensa. Lanatistas, Leucosistas, Majulos, Silvestristas o Brancatelistas, judios y católicos, aparecieron entreverados en una lucha sin cuartel. Todos pusieron como escudo las banderas de la libertad de prensa, pero sin mirar más allá de la General Paz, donde están los verdaderos temas de debate, en las angustias de la gente que no llega a fin de mes y saca turno para comer. Aclaro ante todo, que no estoy a favor de ninguno de los bandos. Trato de ubicarme en la franja más neutral, la menos contaminada por el aluvión dialéctico.
Pasaron los días, pero aún hoy persisten los ecos de personajes mediáticos que cotizan en programas de TV a base de escándalos. Son los que terminan siendo funcionales a las patronales que quieren ver a sus legionarios divididos de por vida.El Gobierno también se frota las manos, porque siempre es mejor una prensa fracturada y distraída. 
En los Martín Fierro del éter,  los grupos en pugna se mostraron los dientes hasta con religiones, como si estuviesen en la Franja de Gaza, hundiendo los cuchillos hasta el mango para aniquilar al colega. Lo que vimos, representa la imagen más pobre, de un conglomerado que ha ideologizado la profesión, alejándose del objetivo supremo de la verdad. Son los que incomodan la convivencia y confunden a la opinión pública, colocándola en la disyuntiva de tomar posición. Frente a esta metodología que desataría la ira hasta del propio Mariano Moreno, la Argentina vive desde hace años cegada por una densa nube de crispación, donde la mesa familiar y las redes sociales se han convertido en campos de batalla que han dividido de manera irreconciliable a amigos y parientes. 
No es otra cosa que el apocalipsis del disenso. La sepultura de las ideas que pregonaron nuestros maestros. Una suerte de cisne negro de la profesión, donde todos apuestan a matar o morír con ideas opuestas. De un lado están  los denominados "periodistas militantes" y del otro, los que se cuelgan carteles con categoría de analistas, pero que también son parciales al hacer sus proyecciones. 
Desde mi óptica personal, que no es una verdad única, este escenario no lo fabricamos quienes escribimos o editamos durante casi toda la vida para reflejar la fotografía más aproximada de la realidad. Esta suerte de conventillo mediático, del que sirve el rating y engorda los bolsillos de los empresarios, está fogoneado por algunos dueños de las corporaciones. Los mismos que hacen del periodismo un arma letal para domesticar gobiernos y sacarles todo el jugo que puedan. La metodología siempre fue la misma. Primero, alabar presidentes, pero cuando les bajan la generosa pauta publicitaria y se agotan los dineros públicos, los aniquilan. Son los que descargan letra envenenada y obligan sus planteles a tomar por un camino único para no perder el laburo.
Conduje redacciones durante casi toda mi vida profesional. Traté de preservarme lo más que pude de las presiones de arriba, pero debo reconocer que muchas veces me colocaron en un callejón sin salida. Algunas  sugerencias fueron sutiles y otras no. "Vamos a pegar a fondo para que nos den más pauta". También escuché varias veces de boca de algún empresario: " hay que matarlos, así aprenden". O para hacer menos dolorosa la autocensura, solían bajar linea señalando: "mirá que no quiero pelearme con tal o cual Presidente".
Me tocó pasar también por la larga noche de la dictadura y los años de plomo. Hacer frente a intentos de censura y  sufrir amenazas de muerte.
No estoy de la vereda de los que sostienen que la grieta viene de lo más profundo de la historia. Si bien es cierto que Unitarios y federales, peronistas y radicales o anarquistas y comunistas, competían a brazo partido, también se escuchaban y se respetaban. El disenso siempre fue a través de la historia, la mejor herramienta para aprender y mejorar. Pero en la Argentina de la última década irrumpió con inusitado furor el discurso del odio y el del "vamos por todo". La premisa era : "o están con nosotros o son el enemigo". De esa manera, desapareció de la escena la palabra adversario y todo se tiñó de rencor, sobre todo en aquellos épicos patios militantes de la Casa Rosada.
Hoy  hasta el propio Gobierno está fracasando en su retórica para cerrar la grieta. Lejos de pacificarse, la Argentina se sigue desangrando en discusiones que nos alejan cada vez más. Hay periodistas que continúan en estado de agresión permanente y los actos de macromilitancia los superan. El odio derramado es tal, que solo faltan huevos y escupitajos para decorar los programas de TV, donde se discuten estas cuestiones en medio de acalorados debates, siempre con la ausencia de  pensadores serios, porque los productores que preparan el menú, aseguran que no contribuyen a engrosar el rating. El negocio es el circo romano.
Es cierto que la situación económica no ayuda y que la mayoría de las billeteras están vacías, pero debería ser la unión la que nos ilumine para poder encontrar el rumbo. Hoy la prensa vive su peor momento. El Gobierno tiene entre manos un plan de despidos en el Sistema Nacional de Medios. Algunos sostienen que involucra a un total de dos mil personas que trabajan en la agencia Télam, Radio Nacional, la TV pública y Tecnópolis. EL Grupo Indalo, de Cristóbal López y sus radios, también agonizan por la ausencia de la pauta generosa de los Kirchner. La agencia de noticias DYN está al borde del cierre, con casi cien familias en una angustiante espera que culminará en diciembre.
Llamativamente, se trata de un medio que pertenece a la sociedad de Clarín y La Nación, con la sumatoria de varios diarios del interior. En este caso no vale la excusa de que se agotó la pauta del Gobierno, como se puede alegar sobre los productos del Grupo Indalo. O los de los Spolsky. Los de Garfunkel o Electro Ingeniería, que ya capotaron y dejaron sin trabajo a cientos de colegas. Hoy con DYN son los poderosos Clarín y La Nación los que decidieron bajar  la persiana, cuando los vientos más los favorecen económicamente. Si bien podrían seguir subsidiando a DYN, porque recursos les sobran, los trabajadores aparecen a simple vista como una variable de ajuste, un número que no cierra en sus balances. Por eso no entiendo por qué hay periodistas que toman partido por unos o por otros, cuando se trata de más de lo mismo con diferentes carteles. 
Néstor Kirchner en su primera etapa de gobierno, lo primero que hizo fue acordar con Clarín. Hasta le permitió la fusión del cable. En ese momento bastaba con observar los títulos del "gran diario argentino", para enterarse que la Argentina era algo parecido al paraíso. Pero después vino la pelea y fue cuando el ex presidente quiso comprar el diario y le cerraron la puerta en las narices. Entonces le declaró la guerra y le dio la orden a su ejército de repudiar al medio hegemónico y crear su propia prensa adicta, para la que hubo plata de todos los colores.
Clarín no tiene la culpa de tanto poder, se lo sirvieron en bandeja. Si quisiera, sumando a Radio Mitre, su cadena de repetidoras y a Canal 13, podría socavar los cimientos de la Casa Rosada.
Todos los gobiernos se pusieron de rodillas ante Clarín y engordaron su  poder. Después,  terminaron pagando sus caprichos y presiones, como lo admitió públicamente en uno de sus discursos, el propio Raúl Alfonsín. Las relaciones carnales con el diario de Héctor Magnetto, siempre fueron  altamente peligrosas y caras por el lado que se las mire. Por poner un ejemplo de lo que ocurre en otros lugares, en Estados Unidos no está permitido tener un diario, un canal de TV y una radio en un mismo distrito, sino uno por Estado.Es la manera sabia de mantener a distancia a los monopolios.
Siempre sostuve que en la guerra entre Clarín y el kirchnerismo iba a ganar el medio que fundó Roberto Noble. Se los dije a algunos políticos que me pidieron consejo en su momento. Aún con el 54% de los votos de Cristina, todo el poder, con una Ley de Medios que amenazaba con estrangularlo y el matonismo de Guillermo Moreno que se presentaba en las asambleas de Papel Prensa con guantes de box, Clarín subsistió.
Héctor Magnetto, el Ceo del grupo, sacó un conejo de la galera. Convirtió al periodista Jorge Lanata en el jefe de una oposición que no existía. Le dio espalda jurídica  y recursos. Y así decretó en una suerte de goteo informativo, el fin de un proceso. Desenterró los secretos mejor guardados de la corrupción K. Y coronó logrando que  muchos funcionarios, entre ellos un vicepresidente, hoy estén en la cárcel.
Si los periodistas continuamos en esta discusión estéril entre colegas, lo único que lograremos es continuar favoreciendo a los Magnetto, los Cristóbal López, Garfunkel o Spolsky, que seguirán marcando la cancha con los gobiernos de turno y dejando tendales de colegas desocupados.
Debemos comprender de una vez por todas, que frente a la pluralidad no hay nada que temer, ni misterio del cual asombrarse. Sucede en todos los países democráticos del mundo. El disenso no atenta contra la democracia. Todo lo contrario, fortalece las decisiones y da la oportunidad de corregir. Es hora de tirar juntos del carro. Unidos contra quienes construyeron la antesala del infierno y el camino a la desunión.
La ruta debería señalizarse con el buen propósito de unir a los argentinos. Pero si persiste este escenario, no es razonable esperar una concreción inmediata. La grieta que divide al país nunca podrá cerrarse mientras haya un sector minoritario, pero importante que se considere el único representante del pueblo y de la patria, relegando a los demás al rol de traidores a la nación. 
En esta suerte de crónica para evitar un naufragio de la profesión, pido a mis colegas que reflexionemos y hagamos un esfuerzo para compartir la misma redacción, con disenso, pero con respeto. Para que esto se termine, es hora de dejar de hacer periodismo de periodistas.

El plan de Vidal para pintar de amarillo el conurbano y borrar del mapa al peronismo

Los asesores de María Eugenia Vidal están convencidos que "gestión y obras, matan peronismo". Creen que esa fórmula les garantiza la supervivencia en el poder más allá del 2019. Para esa fecha, la gobernadora habrá podido sembrar de obras el territorio provincial, utilizando los 100 mil millones de pesos de los frescos recursos coparticipales por los que tanto luchó





El objetivo, apunta a pintar de amarillo el conurbano y terminar con el reinado de los caciques del PJ. El momento es el apropiado, porque el peronismo está sin rumbo y sin liderazgo a la vista. Aquella fuerza invencible, que supo comandar Eduardo Duhalde, hoy se ha transformado en una foto color sepia. Principalmente, por administraciones de cartón pintado, como las de Daniel Scioli. Y dirigentes que sembraron rencores dentro del propio partido. El resultado de las elecciones del 22 de octubre, confirma cada día que pasa, la presunción que el peronismo si no se renueva, en los próximos seis años estaría obligado a ponerse el traje de opositor. En cambio, para el macrismo, la meta es seguir marcando la diferencia materializando un ambicioso plan de obras, mejorar la economía, devolverle la credibilidad a las instituciones y mantener dividido a su principal rival para seguir gobernando sin molestias.
 
MEDIO CONURBANO SIN CLOACAS
 
Uno de los temas más sensibles que apunta a resolver Vidal de aquí a dos años, es el drama de la falta de cloacas, que afecta al 51,8% de la población y que quedó una vez más retratado en un informe dado a conocer por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina.
Según ese organismo, la  mitad de las familias del Conurbano bonaerense no cuenta con una red de conexión cloacal a sus hogares, un servicio que disminuye la probabilidad de contraer enfermedades infecto-contagiosas y cuya ausencia atenta contra la calidad de vida de la gente.Este drama abarca a unas seis millones de personas, asegura el trabajo de la UCA.
El relevamiento, explica que, si bien la carencia bajó un 6% en los últimos cinco años, el de los desagües domiciliarios en el GBA está lejos de ser un problema resuelto, ya que por cada persona que cuenta con el servicio hay otra que no tiene acceso, un problema que no sólo afecta a los grupos más vulnerables sino también a sectores de clase media y baja.
Hoy Vidal  cuenta con espalda financiera para resolver esta y otras cuestiones de prioritaria necesidad social, La gobernadora se fue de la Casa Rosada  hace una semana sonriente y con el premio mayor de la política argentina bajo el brazo: 20.000 millones de pesos para este año; 40 mil para el próximo y 65 mil millones para el 2019, monto que después se irá ajustando cada año por inflación. 
 
LA LLAVE DE LA SUPERVIVENCIA POLITICA
 
Una lectura sencilla permite suponer  que ese dinero, siempre que tenga buen destino, es un pasaporte de supervivencia política del que solo dispuso Eduardo Duhalde entre sus antecesores. La mandataria tiene ahora en sus manos el rayo láser. La chance de provocar una explosión inédita de infraestructura pública y de volcar a la salud, a la educación y a la seguridad una lluvia de dinero tan determinante, que eso la convierte en candidata inevitable a la reelección.
Hay que reconocer, que lo que Mauricio Macri hizo por Vidal, Néstor y Cristina no lo hicieron por Felipe Solá ni por Daniel Sciol. No hay Argentina posible sin la recuperación del conurbano bonaerense, asegura Hernán Lacunza, el ministro de Economía al que le toca administrar el presupuesto bonaerense.
El Presidente y la Gobernadora, ya han comenzado a mover las piezas del tablero político. La mesa chica, denominada "la de los cuatro", que comparten con los otros integrantes fundacionales del PRO: Horacio Rodríguez Larreta y Marcos Peña, elaboró los primeros borradores del  plan para pintar de amarillo el conurbano, el territorio que define una elección y a la que llaman la madre de todas las batallas.
 
REPETIR FORMULAS EN EL 2019
 
Durante el retiro espiritual del Gobierno en Chapadmalal,  que abarcará desde el jueves primero de diciembre hasta el sábado tres, el gabinete empezará a ponerse las pilas para mirar hacia el futuro electoral. En este caso, el cónclave también servirá para intentar apaciguar los caldeados ánimos de las internas entre funcionarios. Además, existen quejas, solapadas de Macri hacia muchos de sus colaboradores de primera línea, en un momento en que el Gobierno no consigue poner en la vidriera todas las metas que se había fijado.
Los motores del proyecto reeleccionista comenzarán a tomar vigor, luego de que se aprueben los cambios impositivos, previsionales y laborales en el Congreso y una vez que regresen todos los funcionarios de las fiestas de fin de año y de las vacaciones. Tras la negociación con los gobernadores, ahora viene otra muy dura con el propio gabinete. El jefe de Gabinete, Marcos Peña , convocará a la Casa Rosada desde esta semana a todos los ministros por separado para negociar con cada uno un plan de recorte de entre el 15 y el 20% de cargos políticos."Está entre un 15 y 20% de cargos, atado a una reducción idéntica en la partida de salarios de la línea de jerárquicos", dijo un ministro. Se anunciaría a mediados de diciembre próximo.
Hay unos 3000 cargos en toda la administración pública nacional, entre ministros, secretarios de Estado, subsecretarios, directores y coordinadores. Si se respetara el porcentaje de ajuste, se eliminarían entre 450 y 600 nombramientos políticos, muchos de esta gestión. El requisito es que se ajusten todos los niveles: de secretarios a coordinadores. La idea del Presidente, es dar una señal de "austeridad y eficiencia" en la gestión, antes de fin de año.
La misma metodología, será implementada por María Eugenia Vidal en la administración pública y en la Legislatura bonaerense.
En lo que tiene que ver con el rumbo político, el plan que va tomando cuerpo en la mesa chica, es repetir en 2019 las fórmulas de gobierno en los principales distritos. Macri volvería a insistir en formar dupla con Gabriela Michetti, y Vidal mantendría a su lado al radical Daniel Salvador.
En lo que tiene que ver con la Provincia, la gobernadora pretende fortalecer con los fondos frescos obtenidos la gestión de todos los intendentes de Cambiemos. También se apuntará a poner un pie firme con candidatos propios en algunos de los bastiones peronistas del Gran Buenos Aires. Están en foco San Martín (donde gobierna Gabriel Katopodis); Avellaneda (al mando del ultra kirchnerista Jorge Ferraresi); Lomas de Zamora (bajo la tutela de Martín Insaurralde) y el sueño macrista es arrebatarle La Matanza a Verónica Magario, un trofeo que por ahora parece demasiado lejano.
Justamente, en octubre pasado Cambiemos obtuvo la mayoría de votos en San Martín y Alonso López, cercano al titular de Desarrollo Social, es una de las figuras que se proyecta como posible candidato a la intendencia.
 
EL PERONISMO A LA DERIVA
 
En este contexto, hay que señalar que al peronismo le está costando romper con la estrategia oficial. En buena medida esta situación se da, porque el PJ es el mayor símbolo político de una modernidad que ya fue y no sabe cómo reencontrar su razón de ser en medio de una sociedad que exige menos peleas y más ideas. El plan político de Macri está funcionando porque representa una red social que no solo incluye a la clase media radical o independiente y a la clase alta de los llamados partidos de derecha, sino que también suma a amplios sectores populares que ya no sienten el imperativo histórico de votar a los herederos de Perón. Son votantes líquidos como su época, unidos por el malestar con el pasado, la pérdida de las grandes utopías, la insatisfacción económica y la inseguridad personal.
Vidal también quiere tirar un ancla en Mar del Plata. La pésima gestión municipal actual estuvo cerca de hacerle perder las elecciones legislativas. La idea ahora es avanzar en un desembarco con decisiones de fondo. Financiar un gran verano con generosos beneficios a los turistas a través de una serie de importantes descuentos en transporte, hoteles y restaurantes; además de actividades recreativas, culturales y facilitar que los turistas desembolsen un cuarenta por ciento menos de lo que gastarían en otro destino. Todo eso, con la permanente presencia estelar de la gobernadora. También se ordenó reforzar el Operativo Sol para reforzar la seguridad de la temporada . Finalmente, a modo de frutilla del postre, se promoverá al diputado electo, Guillermo Montenegro, como futuro candidato a intendente para el 2019. El ex ministro de seguridad nació en la ciudad balnearia, aunque vive desde hace muchos años en San Isidro.
 
DOS AÑOS CRUCIALES PARA EL OFICIALISMO
 
Todas estas cuestiones por ahora son aspiraciones que se cocinan a fuego lento. Dependen en gran medida de la evolución que demuestren los dos años de gestión que Macri y Vidal tienen por delante. La gobernadora ya hizo historia y sigue levantando su cotización, después de haber obtenido los recursos pertenecientes al ex Fondo del Conurbano. Ya no es Heidi y su presencia en las listas representa el terror del peronismo. Este es el contexto de época que permitió a un partido con diez años como el PRO llegar al poder. A nadie le importa quién es el presidente de ese espacio, ni sabe que su apellido es Schiavoni. No es Macri el que lo hizo. Es al revés. Es la nueva mayoría social de esta era la que lo hizo a él.
El peronismo sabe que las posibilidades de volver al gobierno en 2019 son escasas. Parece que el destino no lo quiere cerca de la Casa Rosada, por lo menos hasta el 2023, salvo que se caiga todo a pedazos con el ritmo de endeudamiento actual o que el oficialismo siga golpeando a los sectores medios con tarifazos. 
Con Cristina Kirchner barranca abajo por la derrota en las elecciones y enredada en una maraña de causas judiciales por corrupción, su imagen dejó de ser el cuco amenazante para Cambiemos. El Gobierno ya no tiene hoy más excusas para justificar los errores propios por las equivocaciones ajenas. Con Cristina como un símbolo del pasado y el triunfo que confirmó la hegemonía amarilla, la sociedad exigirá, de ahora en más, mejores resultados en los dos años que restan para finalizar el mandato. De hacer bien los deberes, Cambiemos podría prolongar su reinado.
Pero cuidado, que ser menos peor que el anterior gobierno no asegura la solución de los dramas de la gente. 
 
*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Su correo electrónico es jorgejoury@gmail.com. Si querés consultar su blogs, podés dirigirte al sitio: Jorge Joury De Tapas.